La envidia de privilegios, la razón del enojo de Ealy Ortíz con Televisa y TV Azteca

- Por

Diversos han sido los desencuentros entre el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y Juan Francisco Ealy Ortiz, dueño de El Universal, esta vez, el malestar de uno de los magnates de los medios de comunicación se debió a un efecto carambola.

Con la publicación de la Ley Federal de Remuneración de Servidores Públicos, en la que trasciende que nadie podrá ganar más de los 108 mil pesos que percibirá el presidente electo, el Gobierno saliente, que encabeza Peña Nieto, habría decidido retirar el servicio de escoltas de seguridad a diversos empresarios, esta determinación habría afectado directamente a Ealy Ortiz, de quien se dice gozaba la protección de 81 elementos proporcionados por el Gobierno Peñista.

El efecto carambola provocó que el dueño de El Universal viera dicha determinación como algo personal, ya que, según él, otros medios, como Televisa y TV Azteca, sí tienen beneficios tanto de los peñistas como del nuevo Gobierno.

El enojo de Juan Francisco Ealy Ortiz llegó hasta las páginas de El Universal, donde el periódico intenta evidenciar la relación beneficiosa entre Peña Nieto y Televisa y TV Azteca, el nombre de la nota es: «Regalo de fin de sexenio a Salinas Pliego y Azcárraga«, que bien podría haberse leído “La envidia de Ealy Ortiz a los medios que reciben regalos”.

El nerviosismo del dueño de El Universal podría tener una razón: el magnate no quiere quedarse fuera del negocio televisivo.

La mayoría de los expertos aseguran que, en rigor, no se percibe ningún «regalo» a Televisa o TV Azteca: ambas televisoras pagaron en conjunto casi 10 mil millones de pesos por la prórroga de sus concesiones e incluso la misma nota señala que este trámite se llevó a cabo de conformidad con el plazo que establece la ley para ello. Tampoco hubo nada oculto, pues esos medios hicieron público las resoluciones a través de comunicados de prensa.

La historia de una relación difícil

Los dimes y diretes entre el presidente electo y la familia dueña de El Universal tiene una fecha de inicio en el escenario público: corría el año 2006 y los señalamientos del cineasta Luis Mandoki hacia Juan Francisco Ealy Lanz Duret (padre de Ealy Ortíz), de haber participado en el fraude electoral que dio la presidencia a Felipe Calderón, marcaron las tensiones entre el actual presidente electo y la familia Ealy.

Ya en plena campaña presidencial de 2012, que enfrentó a López Obrador y Peña Nieto, la casa editorial presidida por Ealy Ortiz publicó una supuesta reunión del mismo Mandoki junto a un supuesto asesor uruguayo, quienes pedían millones de pesos para la campaña del tabasqueño.

En tiempos más recientes, la tensión volvió tras la publicación de una nota donde se utilizaba la imagen del hijo menor de López Obrador, que acabó en un escarnio público contra El Universal y con el despido de los editores que permitieron la publicación de la nota.