Así serán algunos talleres para becarios de ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’

- Por

Si estás registrado para ser parte de estas becas especiales para jóvenes que no tienen un empleo y no están estudiando, este es un buen ejemplo para entender cómo funcionarán los pagos mensuales que te dará el gobierno y sobretodo los cursos que te estarán dando las empresas privadas. Desde la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) ya se delinean los horarios y temas para las capacitaciones a 2.3 millones de jóvenes mexicanos interesados en la oferta.

En la CMIC aseguran que ya todo está listo para empezar a recibir a los becarios e instruirlos. Y esto se debe a que este patronato de la construcción en México ya realizaba con anterioridad capacitaciones similares. Con talleres presenciales de no más de 40 horas, la CMIC asegura poder recibir de inmediato a 75 mil jóvenes mexicanos para adiestrarlos en labores como operador de maquinaria, soldador, pintor, carpintero, albañil, electricista e incluso operador de camiones para la empresa.

Esta propuesta de acción ya fue entregada a la próxima titular de la secretaría del Trabajo, Luisa Alcalde. En el gobierno obradorista insisten en que se cuenta con los recursos suficientes para financiar este magno proyecto que promete dar empleo a jóvenes y al mismo tiempo evitar que sean seducidos por las ofertas del narcotráfico. López Obrador promete dirigir 108 mil millones de pesos para cumplir esta promesa de campaña.

Los jóvenes recibirán montos mensuales de 3,600 pesos. En el caso de la CMIC, tendrán que vivir cerca de alguna de las 44 delegaciones que la cámara constructora tiene repartidas por el país. Ahí, entrarán a los cursos de formación que duran generalmente 40 horas y que se dividen en 12 horas de teoría y 28 de práctica. Para la industria constructora este apoyo gubernamental les viene bien, ya que las becas las pagará el gobierno y no ellos. Por lo tanto, tendrán aulas llenas, promete Morena, y generarán a jóvenes capacitados para los requerimientos de la CMIC.

Pero no solamente se limitan a capacitar 75 mil jóvenes. La constructora apunta a recibir hasta 225 mil jóvenes cada año, después del 2019, siempre y cuando el programa continúe vigente y se le permita a la empresa capacitar a la mayor cantidad de jóvenes mexicanos sin empleo. La idea, asegura su titular, Eduardo Leal, es que los jóvenes se animen a tomar no solamente un curso, sino profundizar en diversas áreas para adquirir cada vez más conocimientos de la industria constructora.

CMIC asegura que ya han estado formando jóvenes para labores de la construcción desde antes de la promesa de becas del tabasqueño. La intención ahora es acelerar el proceso y generar cientos de miles de trabajadores nuevos para una industria que dominan desde hace años. Para verificar que se cumpla con lo acordado, la CMIC promete evaluación constantes a los becarios y un programa de credenciales en donde se registre el avance de cada uno de los alumnos.

Si un joven logra concluir con la beca y capacitarse durante doce meses, se llevará más de 43 mil pesos al año tan solo por haber sido becario. Después, y dependiendo de sus habilidades y las vacantes disponibles, podrán entrar a trabajar en este tipo de industrias mexicanas. La meta de Obrador es terminar su sexenio con millones de nuevos empleos seguros en México y restándole capital humano al crimen organizado.