Delito de desaparición forzada «no es grave» en el caso del exfiscal de Javier Duarte

- Por

El ex fiscal del gobierno de Javier Duarte, José Luis Bravo Contreras, estará en prisión preventiva durante un año, para evitar que se fugue mientras sigue el proceso en su contra por el delito de desaparición forzada.

La decisión se tomó este jueves, en la audiencia que se llevó a cabo en el penal de Pancho Viejo. Allí, la juez de control, Alma Aleida Sosa Jiménez determinó que el ex funcionario debe permanecer detenido.

La audiencia ocurrió dos días después de que se desatara una serie de amparos y ordenes de aprehensión sobre el caso, y la solicitud de Bravo de salir de la cárcel veracruzana, donde ya lleva cuatro meses.

El martes  el juez decimoquinto de distrito Jorge Holder Gómez resolvió el amparo 648/2018 a favor de Bravo y resolvió que el delito que se le imputa “no es grave”, por lo que no amerita la prisión preventiva.

En esa orden de amparo, Holder Gómez determinó también que la detención de Bravo Contreras fue ilegal, pues el ex fiscal estaba amparado en ese momento, pues el juzgado quinto de distrito de amparo en materia penal había aprobado la solicitud 439/2018 que interpuso el sujeto en junio pasado.

Ante estas violaciones a su derecho de amparo, el juez decimoquinto de distrito ordenó a la juez Sosa Jiménez que pusiera en libertad a Bravo. Sin embargo, el miércoles la juez determinó que esto no ocurriría y volvió a dictar la orden de prisión preventiva, misma que fue ratificada un día después en la audiencia.

Sosa Jiménez consideró que existe el riesgo de que el ex fiscal se fugue una vez que se encuentre en libertad, tal como lo hizo a principios de este año, cuando la Fiscalía General de Veracruz se emitió la orden de aprehensión en su contra.

Luis Ángel Bravo Contreras está acusado de la desaparición forzada de personas en Veracruz, en la modalidad de entorpecimiento de las investigaciones.

Se estima que al menos dos mil 750 personas desaparecieron en la entidad, cuando fue Fiscal General durante la administración de Javier Duarte, y que tuvo participación en los hechos. De igual manera, se le señala de haber manipulado el hallazgo y la presentación de los 19 cuerpos que se encontraron en la barranca de La Aurora, municipio de Emiliano Zapata, en 2016.

En mayo de este año, el gobierno de Miguel Ángel Yunes emitió la orden de aprehensión en su contra, pero para ese momento Bravo Contreras ya se había dado a la fuga, por lo que se emitió una ficha roja en la Interpol.

Sin embargo, el ex fiscal no había abandonado el país y fue detenido el 17 de junio pasado mientras comía en un restaurante de la Ciudad de México, donde se ocultaba de la justicia veracruzana.


Etiquetas: