Los bancos ganan: AMLO promete no tocar las comisiones hasta 2021

- Por

Para que un ciudadano común pueda mostrar su inconformidad con el gobierno tiene pocas opciones: puede marchar, hacer algún tipo de huelga o la más sólida, hasta el día de las elecciones. En el caso de los bancos, basta un tronar de dedos para desestabilizar la economía nacional cuando alguna decisión política no les agrada. Esto pasó ayer, cuando Morena presentó una iniciativa que atacaría a las excesivas comisiones bancarias en México. ¿El resultado? Un jueves negro y una sacudida a la autoridad política.

Después del enojo del sector bancario nacional y extranjero, ha tenido que salir López Obrador, futuro presidente mexicano, a calmar las cosas. La tensión económica ha orillado al partido de izquierda que se hará con el poder en menos de veinte días a retractarse. Para el tabasqueño y su grupo político queda claro que enfurecer a la banca internacional no es una opción por el momento. Por lo tanto, Obrador aseguró que no se tocará el tema fiscal en los próximos meses.

La noticia trasciende después de que Ricardo Monreal, el arquitecto de la iniciativa, recalcara que no necesita consultar a los altos mandos de Morena o a los banqueros en México para impulsar un proyecto que claramente tiene el apoyo social. Para defender su iniciativa, el morenista líder en el senado asegura que las tasas por comisión en el país son increíblemente excesivas, incluso duplican a las tarifas que los bancos mantienen en sus países de origen. Para muestra, Monreal mostró la siguiente tabla comparativa.

¿Porqué se defienden los intereses de la banca?

En principio, asegura López Obrador, porque no se pretende alterar el tema fiscal al inicio de su gobierno. Pero sí dejó en claro que se sumarán miles de millones de pesos con sus políticas de austeridad y anticorrupción. La intención de Monreal en el senado no iba por ahí, el morenista asegura que quiere cancelar estas comisiones bancarias por ser injustas y por afectar a los mexicanos. Para embonar poco a poco en el tema, Obrador promete tocar el tema hasta la mitad de su mandato.

Es decir, los banqueros estarán tranquilos y seguirán abusando con estas comisiones hasta el 2021. Para López Obrador, este será el año en donde su gobierno empiece a revisar muy bien algunas reformas o cortes al tema fiscal, lo que de nuevo prendería fuego en los sombreros de copa de ciertos banqueros internacionales. Los montos que generan los bancos por comisiones son bastante altos, uno de cada tres pesos que generan estos bancos en México vienen de los cobros extras.

Esto deja ver el poder de los bancos en un país con su moneda nacional medianamente destruida. Pero también las declaraciones de López Obrador muestran qué tanto depende el poder político del poder económico, una batalla que el tabasqueño ha prometido ganar durante su sexenio. Para entender el conflicto hay que revisar las cifras. Tan solo en 2017, los bancos extranjeros en México generaron ganancias de 180 mil millones de pesos. La cifra es enorme, básicamente el dinero que se necesitará para cancelar completamente el aeropuerto peñista en Texcoco.

Los bancos más privilegiados con estos cobros extraordinarios son los españoles Santander y BBVA Bancomer. Después siguen CitiBanamex, HSBC, el mexicano Banorte, seguido de Inbursa y el siempre presente Scotiabank. Tan solo en comisiones de anualidad a tarjetas de crédito, Citibanamex le quitó más de 5 mil millones de pesos a sus clientes. En redes sociales las opiniones se dividen: hay personas que promueven esta cancelación de comisiones altísimas y otros más que están defendiendo a los bancos, asegurando que con esos 180 mil millones promedio anuales se crean “más y mejores cajeros automáticos”.