Cemex sobornó a varios países usando el método Odebrecht: testigo

- Por

Una de las empresas cementeras más importantes del continente americano está inmersa en el escándalo. Se trata de Cemex, una empresa cien por ciento mexicana que podría estar relacionada en un escándalo de sobornos a gobiernos y mandatarios de todo el continente usando la misma fórmula de corrupción que la empresa brasileña Odebrecht.

La información sobre estos pagos extras para corromper gobiernos apunta en principio a Colombia, en donde Cemex habría inyectado millones para ganar contratos de obra.

La trama resulta muy similar a la de Odebrecht, en donde se sobornó a todo gobierno posible para que la empresa constructora ganará sin ningún problema contratos multimillonarios. El tema terminó con la detención de los líderes de la empresa brasileña y también con el arresto de funcionarios, presidentes, mandatarios, empresarios y políticos de prácticamente todo el continente americano. Solamente dos países aún no castigan a sus involucrados: México y Venezuela.

En el caso de Cemex, todo podría apuntar a que se sobornó de la misma forma y con la misma intensidad. Para lograr exprimir información, desde Estados Unidos se han recopilado varias declaraciones de Édgar Ramírez, el expresidente de planeación en la filial colombiana de Cemex. La empresa mexicana sobornó, según estas declaraciones, a autoridades colombianas y de varios países más del cono sur del continente. El escándalo pega justamente cuando en México se está generando una cacería a empresarios corruptos, en donde también se pretende arrestar a los responsables del caso Odebrecht.

Cemex se ha convertido en una de las empresas más sólidas del país y el mundo. Su presencia en obras de infraestructura mexicana es clara y su expansión a mercados internacionales era inevitable, con presencia en territorios africanos, asiáticos y europeos. Con este poder, la cementera mexicana habría empezado a sobornar a alcaldes, gobernadores y funcionarios para imponerse en contratos claves que ganaban a través de negocios millonarios por debajo.

La trama de corrupción ha hecho que las acciones de Cemex se desplomen 21% en Colombia

Para evitar incrementar el escándalo, la empresa mexicana creada en 1906 en Nuevo León aseguró que cooperará con las autoridades para avanzar en el caso, deslindar responsabilidades y llevar ante la justicia a los responsables. A diferencia de Odebrecht, esta trama de sobornos internacionales podría no tener a sus directivos principales involucrados, aunque aún falta mucho tiempo para averiguarlo.

Todas las sospechas iniciaron hace dos años. En el 2016, el gobierno de Estados Unidos empezó a investigar anomalías en la construcción de una planta de cemex en Antioquía, Colombia. En el momento se tuvieron sospechas sobre cómo es que la empresa mexicana se hizo con los terrenos de esa zona. La respuesta era que las autoridades de Cemex Colombia habían entregado 20 millones de dólares en sobornos a terceros para hacer posible esta planta.

Pero las declaraciones de Édgar Ramírez dejan ver muchas más prácticas ilegales por parte de la empresa cementera mexicana. Al menos se sabe que desde su filial en Colombia hay aún más sobornos para hacerse con contratos específicos. Por el momento las declaraciones no informan sobre qué países y a quienes se les entregaron estos sobornos, pero el avance en las investigaciones promete revelar más datos de una trama que podría torcer a una de las empresas mexicanas más importantes del mundo.