Aparecen desvíos millonarios de programas federales en Quintana Roo

- Por

En los últimos días la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no se ha detenido en señalar el desfalco y los desvíos de las dependencias del Gobierno Federal, así como de diversos estados de la República.

Esta vez la ASF detectó daños al erario por un monto de 31 millones de pesos provenientes de fondos y programas Federales asignados al estado de Quintana Roo para el ejercicio fiscal 2017.

Entre los principales hallazgos, la ASF descubrió que de los 559 millones de pesos transferidos a Quintana Roo a través de los programas Proagua 2017, El Fondo de Proyecto de Desarrollo Regional y El Fondo Metropolitano, hubo un faltante de 20 millones 173 mil 718 pesos.

De esta cantidad, 4 millones 886 mil pesos corresponden a recursos públicos traspasados a cuentas de terceros no identificados; también se detectó el pago de un millón 780 mil pesos sin comprobantes documentales para corroborar el gasto y un faltante de 4 millones 700 mil pesos al observarse daños en una obra.

De los tres programas citados, 9 millones 930 mil pesos no fueron gastados por el gobierno estatal, pero únicamente un millón 44 mil pesos fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación.

De los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples, que en total sumó 530 millones de pesos, el Instituto de Infraestructura Física y Educativa, realizó pagos por 10 millones 852 mil pesos para obras no realizadas, como las instalaciones de aires acondicionados, cancelería y una fachada de cristal.

La ASF detectó recuperaciones probables por 334 mil 882 pesos del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades, pues la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado de Quintana Roo no reintegró a la Federación estos recursos no ejercidos.

De igual forma, la dependencia Federal señaló faltas administrativas en ocho municipios del estado que fueron auditados, principalmente en la falta de un sistema de control para hacer eficientes los recursos.

2017, el año de los desvíos

Lo daños a la cuenta pública por parte del Gobierno de Quintana Roo se suman al posible daño al erario por 15 mil 656 millones de pesos en las auditorías que practicó la ASF a las 299 dependencias del gobierno federal y 32 entidades del país de la Cuenta Pública de 2017.

El pasado miércoles, el auditor Superior de la Federación, David Colmenares, entregó el segundo pliego de informes individualizados de la Cuenta Pública 2017 a la Cámara de Diputados, en donde informó que de marzo a la fecha, la ASF ha presentado 53 denuncias penales por posibles daños a la hacienda pública federal, entre ellas, siete promovidas en octubre, relacionadas con contrataciones al amparo del artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que equivalen a un monto de mil 900 millones de pesos, conocida como la Estafa Maestra.