Se ha perdido el 60% de los animales en el mundo en medio siglo

- Por

Las actividades y presencia humana en el mundo han menguado la población de vertebrados salvajes, entre ellos mamíferos, peces, reptiles, pájaros y anfibios. Según publica el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), en un informe cada año más sombrío, reveló que del periodo que abarca de 1970 a 2014, la fauna mundial ha disminuido en un 60 por ciento.

https://twitter.com/WWF_Mexico/status/1057331129538228224

Marco Lambertini, director del WWF, que es la organización conservacionista independiente más grande del mundo, señaló: «No puede haber un futuro sano y próspero para los hombres en un planeta con el clima desestabilizado, los océanos agotados, los suelos degradados y los bosques vacíos, un planeta despojado de su biodiversidad», agregó.

La Sociedad Zoológica de Londres también sostuvo el informe de la WWF, cuando el pasado martes, los datos revelaron que aunque el declive de la fauna impacta a todo el mundo, las zona de los Trópicos es la más afectada.

La zona Caribe/América del Sur muestra un balance terrible, con el descenso del 89% en 44 años.

América del Norte y Groenlandia salen mejor paradas, con una fauna en -23%. La amplia zona de Europa, Norte de África y Medio Oriente presenta -31%

https://twitter.com/WWF_Mexico/status/1056976257529925633

La primera explicación sería la pérdida de los hábitats, debido a la agricultura intensiva, la extracción minera o la urbanización, que llevan a la deforestación, al agotamiento o la artificialización de los suelos.
A nivel mundial, solo el 25% de los suelos quedan exentos de la huella del hombre y se estima que en 2050 solo será el 10%, a lo que se añade la sobrepesca, la caza furtiva, la contaminación, las especies invasoras, las enfermedades o el cambio climático.

La fecha límite

«La desaparición del capital natural es un problema ético, tiene también consecuencias en nuestro desarrollo, nuestros empleos, y empezamos a verlo», señaló Pascal Canfin, director general de WWF Francia.

Canfin también señaló que la pesca ha disminuido en los últimos 20 años porque hay menos reservas.

El impacto ambiental tiene sus cifras en números, ya que su degradación cuesta 1.25 billones de dólares anuales.

El comportamiento es tan alarmante y el ritmo de consumo tan elevado, que el planeta renueva con más lentitud sus recursos.

Como sentencia WWF, la alarma mundial no es lo suficientemente escuchada, por lo que se tiene que propagar como ya se hizo con el cambio climático.

«Somos la primera generación que tiene una visión clara del valor de la naturaleza y de nuestro impacto en ella. Podríamos también ser la última que pueda invertir la tendencia», advirtió WWF, que llama a actuar antes de 2020, «un momento decisivo en la historia», «una puerta sin precedentes que se cerrará rápido».

«Debemos pasar rápidamente a una sociedad neutra en CO2, reinvertir la pérdida de naturaleza -a través de la economía verde, las energías limpias, otra producción agroalimentaria-, restaurar suficientes suelos y océanos», enumeró Marco Lambertini. «Poca gente ha tenido la ocasión de participar en verdaderas transformaciones históricas. Es nuestra oportunidad», sentenció.


Etiquetas: