Se acabo el TLC, ahora se llamará USMCA

- Por

Los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos firmaron un nuevo acuerdo comercial trilateral que sustituirá al anterior Tratado de Libre Comercio o NAFTA, y que ahora se llamará Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA por sus siglas en inglés).

El cambio de nombre respondió a una exigencia del Presidente de la Unión Americana, Donald Trump, para continuar con las negociaciones del acuerdo comercial.

“Hoy Canadá y los Estados Unidos han llegado a un nuevo acuerdo, además de con México en un nuevo, modernizado acuerdo comercial para el siglo XXI, el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA por sus siglas en inglés)”, dijeron los gobiernos de Canadá y Estados Unidos en un breve comunicado.

La información se hizo oficial, luego de que el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer y la canciller canadiense Chrystia Freeland anunciaron el acuerdo la noche del domingo en un comunicado conjunto.

La firma de los acuerdos ocurrió exactamente un mes después de que el gobierno de Trump y la administración de Enrique Peña Nieto firmaran el primer documento del nuevo tratado, con cláusulas que beneficiaban a ambos países.

Con ello, se le dio a Peña Nieto un plazo de 90 días para ratificar el acuerdo antes de que concluya su gobierno, en diciembre próximo.

Esto fue un último regalo para el mandatario mexicano, quien deja el cargo después del fracaso de las elecciones y con un país en crisis por la violencia y la volatilidad económica.

Si bien, la administración entrante de Andrés Manuel López Obrador ha participado en las negociaciones, a través de Jesús Seade, y está al tanto de todo lo que se firmara, existe un acuerdo con Peña Nieto para que sea éste quien haga la firma antes de abandonar su cargo.

En esta fase de negociaciones Canadá había quedado fuera del acuerdo y tendría que negociar directamente con Estados Unidos las nuevas cláusulas del tratado, en medio de la presión económica que existe entre ambas naciones, pues Canadá es el principal socio comercial de la Unión Americana.

Finalmente los acuerdos se dieron luego de más de un año de negociaciones entre los tres gobiernos y con las presiones de Trump de no rechazar propuestas que “afectaban a los estadounidenses” y la amenaza de convertir al Tratado en dos acuerdos bilaterales con ambas naciones.

Estas declaraciones se toparon con la oposición de empresas, de los sindicatos y de legisladores demócratas y republicanos, quienes presionaron hasta el último minuto para que el acuerdo fuera trilateral.

Este domingo, Estados Unidos también tenía la presión de alcanzar un acuerdo antes de que concluyera el día, pues debía hacer público el texto del documento que logró con México.

El nuevo pacto exentará de aranceles a 2.6 millones de vehículos y en el tema de los lácteos habrá mayor apertura, lo que beneficiará a la industria.

“Dará a nuestros trabajadores, granjeros, rancheros y empresas un acuerdo comercial de elevado estándar que resultará en mercados más libres, comercio más justo y robusto crecimiento económico en nuestra región. Fortalecerá a la clase media, y generará empleos bien pagados y nuevas oportunidades para los casi 500 millones de personas para las que Norteamérica es su hogar”, dijeron los funcionarios.

Después del anuncio, Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, sostuvo una reunión de último momento con su gabinete para analizar el acuerdo y antes de que concluyera el domingo lanzó un mensaje muy breve en su cuenta de Twitter.

No obstante, el acuerdo alcanzado no evita que Estados Unidos siga aplicando los aranceles que impuso a las importaciones de 25% y 10%  acero y aluminio, respectivamente, pero Canadá espera que esto cambie una vez que firmen los documentos.

En noviembre próximo el documento será presentado al Congreso de Estados Unidos para su ratificación, lo mismo que en México, donde se espera que el Senado apruebe el documento.

Funcionarios mexicanos que participaron en las negociaciones también celebraron que finalmente haya un documento que mantenga el comercio entre las tres naciones.

Luego de los anuncios, los tres gobiernos agradecieron la participación de los funcionarios en esta negociación, que por momentos parecía que no se iba a destrabar

Con información de Agencias