¿Sabías que en México ya existe un cártel del tabaco?

- Por

Un investigación del periódico Milenio, dio a conocer la forma en la que trabaja el llamado Cártel del Tabaco en siete estados de la República Mexicana, intimidando a tenderos para vender únicamente una sola marca de cigarros.

De acuerdo con la publicación, desde hace algunos meses, personas con uniformes oficiales entran en pequeños comercios de las zonas rurales para recolectar los cigarros de la competencia.

El trabajo del Cártel del Tabaco

La investigación reveló que estos seudo policías promueven que los tenderos vendan sólo cigarros de la marca TIH, elaborados por una empresa denominada como Bradis o Braxico, aludiendo que las otras marcas están prohibidas.

Para ello, presentan una serie de documentos falsos, presuntamente emitidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales indican las marcas que no deben vender.

El método que los seudo policías utilizan son amenazas, violencia e incluso en ciertos casos hasta secuestros, mismos que podría terminar en actos más graves como los ajustes de cuenta.

Cómo opera el Cártel del Tabaco

Los estados de la República Mexicana, donde los presuntos policías confiscan o destruyen los cigarros de la competencia son: Sonora, Sinaloa, Coahuila, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Veracruz y Tabasco.

Según un testimonio anónimo dado al citado medio, los agresores se hacen pasar como gente de la Procuraduría General de la República (PGR), se llevan el producto y no le dejan ni una nota al tendero, mismo que cuando desea recuperar su mercancía ante los organismos oficiales, éstos aluden no tener idea de los operativos.

En este sentido, Milenio preguntó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), quienes negaron conocer los operativos.

Las marcas que componen al corporativo TIH son: Laredo, S54, Peninsular y Económico, mismas que están bajo la dirección de una persona llamada José Varela y quien supuestamente está asociado con Carlos Cedano, mismo que presuntamente trabaja para la PGR.

Asimismo, el periódico señaló que Cedano es agente fiscal para la PGR desde 1996, aunque tiene un historial delictivo; ya que en 2008 fue detenido en Estados Unidos por una investigación de narcotráfico, estuvo en prisión en Nayarit, pero al salir fue restituido a la institución.

Otros testimonios señalaron que cuando los tenderos aceptan trabajar bajo esas condiciones, los supuestos policías entregan a las tiendas un documento que avala su protección por el Cartel de Jalisco Nueva Generación;  si no aceptan, se considera que están en contra del grupo delictivo.

Profeco ya investiga al Cártel del Tabaco

Horas después de que se diera a conocer esta investigación, la Profeco anunció que realizará una investigación sobre las mencionadas marcas, para saber si cuentan con los permisos necesarios para venderse en México.

Mediante un comunicado, la Profeco indicó que no está relacionada con los decomisos que se han realizado; además de que no es de su competencia este tipo de acciones.

Vale  destacar que para que el tabaco pueda venderse en México, debe contar con un sello denominado NOM 50, que verifica también la calidad del producto para no poner en riesgo la salud de los consumidores.

La conclusión a la que llegó el diario, es que con este método se busque acaparar el mercado de los cigarros populares, pues en lugares como Michoacán, se reparten volantes a los tenderos, donde dicen que por orden del Cartel Jalisco sólo se pueden vender las marcas TIH.

Por su parte, Alfonso Durazo, virtual titular de la Secretaría de Seguridad Pública dijo que ya conoce la existencia del grupo delictivo y que a partir del 1 de diciembre tomará cartas en el asunto.

Lee la investigación completa en Milenio