La Estafa Maestra en Yucatán: hay 900 millones desviados a empresas fantasma

- Por

De acuerdo con un trabajo periodístico llevado a cabo por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, dueña de El Diario de Yucatán, el gobierno de Yucatán incurrió en el desvío de 900 mdp a empresas fantasma. Los desfalcos al parecer sucedieron durante los últimos tres años de la administración de Rolando Zapata Bello.

Gobierno yucateco desvió más de 900 mdp a través de empresas fantasma.

Los casos de Rosario Robles en la SEDATU y SEDESOL, las empresas fantasma de Javier Duarte y la Estafa Maestra, son quizá los casos más conocidos del uso de empresas fantasma, más no los únicos. De acuerdo con una investigación llevada a cabo en Yucatán, el gobierno de Rolando Zapata Bello desvió más de 900 mdp de pesos a través de cientos de empresas fantasma. 

La información fue recabada a través de facturas y convenios entre 2015 y 2018. De acuerdo al reporte la cantidad de recursos en situaciones irregulares es de aproximadamente 900 millones de pesos. Central 9, parte de Grupo Megamedia, dijo que aún hay más convenios y facturas por ser revisadas por lo que el monto podría ser mayor. La investigación destacó que dicho monto equivale a una cuarta parte del presupuesto del municipio de Mérida para el 2018.

El reportaje señala que muchas de las empresas fueron creadas a principios del gobierno de Zapata Bello. Dichas empresas actualmente están catalogadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como empresas que simulan operaciones, tal y como se dio en el caso del gobierno de Javier Duarte y el caso Rosario Robles.

Rosario Robles Berlanga

(El Novedades) Rosario Robles es una de las principales señaladas por el desvío de recursos a través de emrpesas fantasma durante su gestión como funcionaria.

Se acumulan acusaciones de lavado en contra de Rolando Zapata Bello.

Esta información se viene a añadir al reportaje realizado por Animal Político sobre el desvío de más de 150 millones de pesos a 58 empresas fantasmas. Dichos recursos debieron haberse destinado para el estudio de enfermedades graves y diversos servicios del sector salud. Las empresas contratadas no contaban ni con experiencia ni con especialistas para realizar la labor. A esto se suma que los contratos las identificaban como empresas dedicadas a la construcción, marisquería y plomería, actividades totalmente ajenas al sector salud. 

De acuerdo con Central 9 el mecanismo de lavado de dinero por parte del gobierno yucateco se expandió a todas las dependencias públicas estatales. El estudio remarca que el esquema fue replicado sin importar el tamaño de la dependencia, era universalmente utilizado.

Actualmente el Estado de Yucatán es gobernado por Mauricio Vila Dosal del Partido Acción Nacional. Los desvíos fueron presuntamente llevados a cabo durante la administración de Rolando Zapata Bello del Partido Revolucionario Institucional. Irónicamente el gobernador yucateco fue calificado en múltiples ocasiones como “uno de los mejores gobernadores del país”.