Peña Nieto intenta frenar caravana migrante sin éxito

- Por

El presidente mexicano vio caer sus últimos niveles de popularidad después de lanzarse en contra de la caravana migrante que atraviesa ahora mismo el país. Para sanar las cosas, Enrique Peña comunicó ayer que le daría educación, atención médico y empleos temporales a los centroamericanos siempre y cuando desistan de seguir avanzando hasta la frontera con Estados Unidos. La caravana migrante, sin embargo, continúa moviéndose.

Ahora, la presencia de policías federales en la frontera de Chiapas y Oaxaca ha detenido una vez más el avance de los miles de migrantes que buscan caminar hasta el norte de México. Con esta nueva traba de la policía mexicana, ha quedado claro que el gobierno de Enrique Peña estará agotando sus esfuerzos para impedir que los centroamericanos que abandonaron su país lleguen hasta su destino final. Los policías aseguran que detuvieron la avanzada centroamericana para informar de los beneficios del nuevo plan peñista.

Los migrantes ya dejaron en claro que no piensan aceptar la oferta del gobierno mexicano porque esto implica que “regularicen su situación legal en México”, según palabras de Enrique Peña. Y es que el plan #EstásEnTuCasa llega cinco años tarde para atender la crisis migrante centroamericana, además de que detrás de la iniciativa está la intención de parar en seco sus intenciones de entrar a Estados Unidos, lo que puede entenderse como una ayuda mexicana a los intereses de Donald Trump.

En el momento en que la policía federal cercó el paso de los migrantes, elementos de derechos humanos rápidamente exigieron respuestas por la acción policiaca. Los uniformados dialogaron con defensores de los derechos humanos, asegurando que tenían la orden de solamente dejar pasar a los migrantes que aceptaran ingresar al plan de Enrique Peña Nieto. Pero no dejaron en claro quién los había enviado al lugar. Incluso el gobernador de Oaxaca se deslindó de la acción policial.

Casi una hora después, los elementos de seguridad retiraron el cerco que impedía el paso de los migrantes. Con el grito de “sí se pudo”, la caravana migrante de este año logró avanzar después de una traba más por parte del gobierno federal. Recordemos que a su llegada a nuestro país, las familias centroamericanas fueron repudiadas por buena parte de la población civil, además de que enfrentaron abusos por parte de gobierno estatales como el de Chiapas, a cargo de Manuel Velasco, que roció químicos para fumigar sobre familias migrantes que dormían.

https://twitter.com/MEXICOpuntoCOM/status/1056185010015875074

Las altas temperaturas en el sur del país han obligado a que la caravana migrante tenga que caminar de madrugada para evitar deshidrataciones o golpes de calor. Además, algunas familias han sido transportadas por vehículos, pero el resto ha caminado cerca de siete kilómetros al día. Aún falta un tramo bastante largo para poder llegar al norte de México, en donde Donald Trump ya ha planeado el envío de militares para negar su acceso a Estados Unidos.

Además, varios grupos de extrema derecha bélica en la nación de Trump ya aseguraron que estarán blindando la frontera sur con México para impedir totalmente el ingreso de esta caravana migrante. Recordemos que no es la única caravana, ya que cada año parte una desde centroamérica hasta la frontera norte mexicana. Lo cierto es que Donald Trump ha escandalizado este caminar masivo de familias justo en tiempos preelectorales, en donde está en juego su permanencia en la Casa Blanca.

Por otra parte, activistas de los derechos humanos dialogaron con las familias centroamericanas y redactaron un documento en conjunto. Es este, se rechaza totalmente la intención del plan peñista por hacer «ciudades cárceles», en donde se pretende someter a los migrantes para que no puedan desplazarse con libertad por el territorio mexicano. Además, aseguran que la ayuda que pretende dar Peña Nieto es solamente con la intención de fungir como filtro migratorio para bien de los intereses de Estados Unidos. Exigen que el plan de ayuda no se limite a Chiapas y a Oaxaca, por lo que podría haber avances si la ayuda se extiende a todo el país.