Peña Nieto promete educación, empleo y salud a migrantes regularizados

- Por

El tema de la caravana migrante ha sido la última sacudida en el gobierno peñista. Para el mexiquense y su gabinete que ya solamente cuentan las horas para salir del poder en diciembre próximo, una crisis migrante era lo que menos esperaban. Cuando una caravana de miles de centroamericanos ingresó a México para atravesarlo y llegar hasta Estados Unidos, Enrique Peña Nieto se lanzó en contra de la migración ilegal, asegurando que solamente se tomará en cuenta a los centroamericanos que hayan presentado su documentación a la secretaría de Migración.

Después de que Donald Trump soltara una gran amenaza en contra de la caravana, Enrique Peña se puso de su lado y eligió inmediatamente deportar a los centroamericanos que hayan entrado de manera ilegal al país y que no hayan presentado su petición de asilo político al gobierno mexicano. Esto le valió las últimas desacreditaciones que le faltaban al priista antes de irse. Recordemos que es uno de los presidentes con peor popularidad en la historia reciente de México.

Ahora, el mexiquense aún en el poder ha lanzado un plan para protección a migrantes a menos de cuarenta días de abandonar el poder. La que parece ser la última gran maniobra de gobierno del priista es el plan #EstásEnTuCasa, en donde promete dar educación y empleo temporal, además de una identificación y atención médica gratuita, a todos los migrantes centroamericanos en Chiapas y Oaxaca que regularicen su situación en el país de inmediato. Con esto, Peña lanza una última apuesta por mejorar su imagen y también para forzar a que los migrantes cumplan con la legislación mexicana.

El plan entrará en acción de forma inmediata, comentó Peña Nieto, justo horas después de que Estados Unidos anunciara el envío de 800 soldados del ejército yanqui para frenar el avance de la caravana migrante en la frontera entre nuestro país y la nación del magnate republicano. La tensión ha aumentado durante esta semana, después de que se diera a conocer la forma en la que el gobierno mexicano está tratando a los migrantes: rociándolos de químicos para fumigar, usándolos como prenda política, entre otros actos.

El plan #EstásEnTuCasa pretende silenciar esta idea general de que el gobierno mexicano le está sirviendo a Estados Unidos como flujo migratorio. La idea es que los centroamericanos y su caravana no lleguen a la frontera norte, a la cual van completamente decididas familias enteras con niños. Peña les ofrece una oportunidad de quedarse a trabajar en México, de contar con servicios gratuitos para los nacionales como la salud y la educación, además de poder entrar y salir de albergues en los dos estados con más presencia migrante en las últimas semanas.

La misiva de Enrique Peña está condicionada a que los beneficiarios de este plan regularicen su situación de inmediato y se evite el cruce de forma ilegal entre el territorio mexicano, según la ley nacional. La secretaría de Migración ha recibido menos de 1,500 solicitudes de refugio en los primeros días de la caravana en territorio nacional. Tengamos en cuenta que aún hay miles de centroamericanos recorriendo a pie el país para llegar hasta la frontera norte. Por lo tanto, la intención es que regresen a los estados de Chiapas y Oaxaca para disfrutar de este plan, ya que solamente aplicará en estos territorios sureños del país.

Para evitar también confrontaciones, el presidente mexicano ha dejado en claro que estos beneficios también aplican para mexicanos en ambos estados. “Es un primer paso para una solución permanente para aquellos que obtengan la condición de refugiado en México. Estimados migrantes, si ustedes regularizan su estancia en el país y cumplen con las leyes, México los quiere proteger y apoyar”, dijo Peña Nieto, generando acciones para protección de migrantes después de cinco años y medio de gobierno, justo a punto de salir.