Osorio Chong sí quiere ser presidente de México en 2024

- Por

Se trata de la figura más menospreciada del gabinete peñista. Miguel Osorio Chong, el hombre más importante en el sexenio después del presidente fue relegado a cargos menores y, cuando se esperaba su gran ascenso hasta la candidatura presidencial, le negaron la oportunidad y pusieron a un candidato insípido llamado Antonio Meade. Dentro del PRI, la figura de Chong siempre fue sólida, pero el control que tomaron los peñistas lo redujo solamente a una senaduría plurinominal.

Muchos afirman que Chong hubiera sido una carta mucho más poderosa para dirigir al PRI antes que Meade, una persona que ni siquiera es militante del partido más antiguo en el país. Lo cierto es que después del primero de julio, los votantes mexicanos dejaron en claro que no piensas soportar ningún gobernante priista, después del caos de Enrique Peña. No ganaron absolutamente nada importante y ahora Osorio Chong dirige a catorce senadores con la firme intención de elevar su figura política.

Para 2024, el hombre que gobernara Hidalgo y luego fuera el gran secretario de Gobernación quiere elevar su trabajo legislativo para que el PRI le conceda ese puesto de candidato a la presidencia. Pero si le fue difícil hacerse con la vacantes en el gobierno priista, lo será aún más durante el nuevo gobierno de izquierda. Y es que el PRI quedó reducido a una pulpa que apenas y tendrá capacidad para decidir temas importantes en ambas cámaras legislativas.

Como nuevo coordinador de los senadores priistas, Osorio Chong confía en que su carácter sólido y la experiencia legislativa de sus compañeros en la cámara alta son suficientes para hacer del PRI un partido protagonista en el próximo sexenio. Cuando le preguntan qué falló en el sexenio peñista para que fueran tan castigados electoralmente, Chong afirma que todo es culpa de las reformas estructurales. Las pequeñas críticas al gobierno de su expatrón dejan ver a una persona que hubiera hecho las cosas de manera distinta. Para el hidalguense, no debieron empujarse al mismo tiempo todas las reformas estructurales.

Para este 2019, Morena tendrá un control casi total de los tres poderes de la unión. Con la presidencia en manos de López Obrador y el fuerte control que mantiene Monreal en el senado y Delgado en la cámara de diputados, el PRI solamente podrá generar acuerdos a modo para impulsar legislaciones concretar. Ya se ha visto el modo de operación en la cámara alta, Chong se reúne con los coordinadores de otro partido para básicamente dejar en claro si está a favor o no de ciertas legislaciones, pero nunca como actor determinante.

Dentro del PRI también sabe que pasaron de tener el poder a ser el quinto partido mexicano. El partido reconoció su derrota electoral y le entregó a Claudia Massieu la dirigencia del partido para intentar salvar la poca unión interna. Desde ese puesto se ha considerado de todo, desde cambiar el nombre al partido, los colores, e incluso revisar de nuevo los principios que les dieron origen. Chongo confía en que esta será la fórmula para sanar el golpe electoral y que el PRI seguirá vivo y podría conseguir de nuevo la presidencia si se trabaja bien.

Para el coordinador priista, lo necesario será mantener una postura de defensa total a las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto. Al mexiquense le quedan menos de dos meses en el cargo y su imagen, asegura Chong, sí salió dañada después de su pacto por México y sus reformas estructurales. Seis años después de que retomaran el poder, priistas como Chong se encuentran en cargos menores y con toda la ilusión de gobernar de nuevo al país. Parece que Chong, desde estos momentos, sería la carta más interesante del PRI para venderse como un partido que aún palpita.

Para 2024, el PRI tiene a varios rivales. Si Morena logra un gobierno estable, no parece ilógico pensar que los más de 30 millones de votantes que eligieron al partido guinda los repitan en la presidencia. Sus mayorías legislativas ya están trabajando también para impulsar leyes que el PRI negó por completo en pasadas legislaturas. Si Morena no se llena de escándalos y acusaciones, Chong podría tener una esperanza de lograr votos en las próximas boletas presidenciales.

Mira el resto de la información en esta entrevista de El Universal.