Estado debe impartir educación superior para todos los jóvenes: Morena

- Por

La bancada de Morena en el Congreso de la Unión impulsará una reforma al artículo 3º de la Constitución Mexicana para que el Estado tenga la obligación de impartir la educación superior.

Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva en el Senado, presentó hace unas semanas la propuesta que forma parte de la agenda que el partido trabajará en esta Legislatura y que incluye nueve temas que pretende reformar Morena.

Entre esos temas destaca la seguridad social para parejas del mismo sexo, el desafuero de servidores públicos que estén bajo investigación, la paridad de género dentro del gobierno y la garantía de la educación superior para todos los mexicanos.

Este lunes, Batres reiteró la agenda de su partido y la necesidad de hacer reformas en materia de educación. Sin embargo, en esta agenda no está la abrogación de la reforma educativa que impuso la administración de Enrique Peña Nieto, y que es una promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador.

En cambio, en la agenda educativa Morena propone cambiar la redacción del artículo 3º constitucional para que quede de esta forma:

Toda persona tiene derecho a recibir educación. El Estado -Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios-, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.

Con este cambio, todos los niveles de gobierno deben garantizar que exista suficiente oferta para que los jóvenes tengan acceso a la universidad y a tener una carrera.

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señalan que México es el país miembro con más rezago en la educación superior.

En Estados Unidos la cobertura rebasa el 82%, mientras que en España es de 60%, en Argentina 67%, en Uruguay de 65% y 62% en Canadá. En cambio, en México apenas 38% de los jóvenes ingresan a una universidad.

Esta situación genera un problema social y económico, ya que las personas que cuentan con un título universitario ganan el doble que aquellos que sólo tienen la preparatoria. Sin embargo, en México siete de cada 10 jóvenes no llegaron a la universidad y tienen sueldos precarios, que difícilmente les alcanzan para vivir, explica Batres en la exposición de motivos de la iniciativa.

La expansión de la Educación Superior es premisa para disminuir desigualdades, alentar el crecimiento, disminuir la violencia y generar más desarrollo democrático. Para desarrollarse como una potencia México debe expandir su Sistema de Educación Superior”, continua el documento presentado ya a la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Senado.

El Presidente electo prometió en su campaña que los jóvenes no se quedarán sin estudiar una carrera universitaria. Incluso ya tuvo un roce con el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, por la propuesta que hizo para eliminar el examen de admisión y recibir a todos los aspirantes que tiene la casa de estudios.

Graue respondió que esto no es posible, pues la UNAM no tiene la capacidad suficiente para atender a los más de 250 mil aspirantes que presentan el examen cada año, y de los cuales sólo menos del 10% se queda.

Especialistas en educación han señalado que la oferta de educación superior es amplia y la UNAM no es la única institución que imparte carreras. La Secretaría de Educación Pública amplió la oferta con los institutos tecnológicos y la universidad a distancia, para garantizar que los jóvenes que no se quedaron en la UNAM, el Politécnico Nacional u otra universidad que hace examen de admisión, tengan un lugar en educación superior.

Sin embargo, para la mayoría de los egresados de bachillerato la UNAM es su primera, y muchas veces,  su única opción. Y cuando no se quedan, rechazan el resto de las opciones.

En medio de este panorama, Morena pretende modificar la Constitución y obligar al Estado a cumplir con este derecho para los jóvenes mexicanos.

Pensamos nosotros que los jóvenes deben de estar en las aulas y no en las jaulas”, dice Batres en la iniciativa que se revisará en las comisiones del Senado.