Ernesto Nemer gastó casi 2 millones para embellecer su oficina en la Profeco

- Por

Al PRI no le hacen falta más casos de corrupción y derroche de recursos para manchar su imagen; sin embargo, los escándalos se siguen acumulando. El sexenio de Peña Nieto pasará a la historia como uno de los más polémicos y cada uno de los personajes que puso a cargo de alguna secretaría, comisión o procuraduría están acusados de al menos una práctica ilegal.

En la Profeco, la gran defensoría del consumidor mexicano, el priista Ernesto Nemer está acusado de destinar 1.7 millones de pesos del presupuesto interno de la procuraduría para remodelar con todos los lujos posibles su comedor personal en la institución. El medio La Silla Rota cuenta con las facturas de una remodelación innecesaria en donde se destinaron millones para solamente 51 metros cuadrados. Todo ocurrió en 2016, cuando el ahora diputado priista lideraba la Profeco.

Los documentos dejan ver gastos excesivos en pergolados, por valor de 10 mil pesos el metro cuadrado; pisos de madera, con un valor de más de 7 mil pesos por metro cuadrado y gastos en luces especiales, con valor de 7.7 mil pesos por metro. Todo esto solamente para remodelar el comedor principal de Nemer cuando lideraba la Profeco.

Pero no es la primera vez que el priista se relaciona con el escándalo. Hace meses publicó orgulloso una fotografía en redes sociales en donde un niño le limpia los zapatos. El gesto que buscaba apoyar económicamente a los menores de edad, fue criticado por promover el trabajo infantil. Además, Nemer ha tenido cargos de importancia dentro del PRI nacional. Fue presidente del partido en el Estado de México y consiguió un puesto como subsecretario de la Sedesol hace dos años.

Durante su cargo como encargado de combatir la pobreza, a Nemer se le vio en Nueva York presumiendo un reloj de 220 mil dólares. Por lo tanto, no es la primera vez que se acusa al priista de derrochar recursos. En su liderazgo de la Profeco, a Nemer se le ha acusado de usar recursos de la dependencia para cumplir caprichos personales. Como premio, Alfredo del Mazo, primo del presidente, lo nombró coordinador de campaña en su búsqueda por la gubernatura del Estado de México.

Por lo tanto, el primer político del presidente Peña ha sido premiado con varios cargos sin cesar desde que el mexiquense llegó al poder en 2012. En todos, se ha relacionado con escándalos y derroches. En el caso de la Profeco, se firmó un único contrato para la remodelación de su comedor personal que asciende a gastos por 1.7 millones, todo amparado por los administradores de la procuraduría del consumidor. Todo esto sin dar justificantes reales de porqué habría de destinarse esta suma para las remodelaciones.

Tan solo en el piso del comedor se gastaron 401 mil pesos, gracias a que se usó madera especial marca Parky. Esta cantidad es muy superior a la que percibe en un mes el presidente del país. Por doce luminarias marca Magg se pagaron 71 mil pesos y en acabados de pergolado se destinaron más de 196 mil pesos.

Queda claro que el PRI colocó a Nemer en posiciones bien pagadas sin considerar si el priista era apto para dirigir puestos claves en la administración peñista. Se puede entender su cercanía con el presidente y Alfredo del Mazo, ambos sus jefes directos en los últimos años, ya que Nemer estuvo casado con la hermana del actual gobernador priista del Estado de México.

Mira toda la información en esta investigación de La Silla Rota.