El PRI no está listo para expulsar a César Duarte

- Por

Pese a que desde hace dos años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene bases sólidas para expulsar a César Duarte, ex gobernador del estado de Chihuahua, parecer ser que el partido aún no está listo para dejarlo ir.

La noche del pasado miércoles, mediante un comunicado de prensa, el organismo dio a conocer la suspensión de los derechos políticos de Duarte como su militante, debido a las acusaciones que pesan en su contra por desvío de recursos federales para la campaña del 2016.

Sin embargo, respecto a su expulsión definitiva del partido político, Claudia Ruiz Massieu Salinas, dirigente nacional del PRI no se pronunció claramente al respecto, por lo que dejo entrever que el tema está pendiente.

De acuerdo con la información difundida a medios, el dictamen correspondiente se aprobó en sesión ordinaria del órgano interno por unanimidad y bajo el arbitrio de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria.

La Comisión resolvió, por unanimidad, retirar precautoriamente todos los derechos partidarios consagrados en los Documentos Básicos al exmandatario de Chihuahua, una vez que se han cumplido los tiempos y éste no ha comparecido ante la autoridad que lo reclama”, explicó el comunicado de prensa.

Esto debido a que sobre el ex mandatario, pesan por lo menos, una decena de averiguaciones previas en la Procuraduría General de la República (PGR), por las cuales todavía no responde.

Duarte quebrantó las normas del PRI

Dichas averiguaciones se encuentran concentradas en el expediente CNJP-PS-CDMX-258/2016, abierto por denuncia expresa ante dicha Comisión, debido a que las acusaciones contra Duarte, contravienen la normativa interna del partido.

Vale recordar que en recientes días, Ruiz Massieu argumentó que la tardanza en el proceso de suspensión y expulsión del PRI en el caso de César Duarte, fue debido a los tiempos establecidos en los estatutos del organismo.

Asimismo, agregó que la reglamentación de PRI permitió que el exgobernador pudiera responder a las acusaciones realizadas en su contra; no obstante, Duarte nunca compareció y sigue en Estados Unidos prófugo de la justicia mexicana.

De acuerdo con el PRI, el retiro oficial de los derechos de Duarte como militante refrenda su compromiso de combatir la corrupción en un marco de respeto irrestricto a los derechos de sus militantes.

Este instituto político impulsa y consolida la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas en este proceso de reforma y está resuelto a impulsar acciones orientadas a construir un sistema de justicia interna eficiente que, a la vez, ofrezca certidumbre a la actuación de sus dirigentes y militantes”, puntualizó el documento.

AMLO promete la extradición de Duarte

Hace algunos días, en su reunión con Javier Corral, actual gobernador de Chihuahua, Andrés Manuel López Obrador prometió retomar la solicitud de extradición para César Duarte Jáquez.

Esto, luego de que Corral le presentó la carpeta de investigación contra Duarte, a quien se le imputan 12 delitos por peculado y fraude electoral; ante lo cual AMLO anunció que Marcelo Ebrard, próximo canciller, tomará cartas en el asunto.

Según el presidente electo, la solicitud de extradición presentada por Santiago Nieto como el entonces titular de la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales, será retomada

Hablamos de ese tema, me explicó que el trámite de extradición está en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Hicimos el compromiso, una vez que lleguemos a la Presidencia se va a instruir al secretario de Relaciones Exteriores para que proceda de acuerdo a la ley“, afirmó López Obrador.