La Suprema Corte quiere dar tierras comunales a empresa privada: ejidatarios

- Por

De acuerdo con una publicación del portal SinEmbargo.mx, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fue acusada por un grupo de ejidatarios en Tepoztlán, Morelos de querer otorgar tierras comunales a una empresa privada.

Esto con la finalidad de construir un campo de golf en dicha localidad, proyecto que según ejidatarios afectados podría ser apoyado por el Ministro Eduardo Medina Mora, quien favorecería a la compañía Pirámide y Convento.

Tierras comunales desde 1929

Los ejidatarios argumentan que poseen un título de propiedad comunal desde 1929, el cual incluye las 280 hectáreas que presuntamente están en venta para este proyecto, cuyo trámite para la edificación comenzó en 1999.

Según la comunidad náhuatl en Tepoztlán, este documento impide a la citada empresa ocupar dichas tierras, por lo cual comenzaron un juicio desde hace 19 años en los tribunales agrarios para impedir la expropiación.

Por su parte, la empresa alega contar con oficios de exclusión para obtener la propiedad de esa tierra; así como con un programa de empleo fijo para miembros de la comunidad.

Sin embargo, Ángeles Arcos y Rubén Ávila, abogados de la comunidad aseguraron que ese documento no es suficiente y que los habitantes no están interesados ni tienen la capacidad de laborar en un campo de golf que demanda conocer otros idiomas, aparte del náhuatl.

En este sentido Arcos y Ávila, alertaron a la población acerca de que es posible que la historia de un revés y el próximo miércoles la SCJN favorezca a la empresa en su sentencia.

Si la SCJN resuelve a favor de la empresa, será una muestra más de que en este país, el Estado de Derecho es inexistente y las leyes pueden acomodarse a modo de los intereses económicos y políticos de los más pudientes”, precisó Ávila.

¿SCJN vulnera los derechos de ejidatarios?

Según los defensores, este proyecto atenta contra los derechos agrarios e indígenas de la comunidad de Tepoztlán, protegidos por la legislación nacional e internacional.

Esto aunado al grave ecológico que pueda ocasionar la construcción del club de golf en la comunidad; pues la comunidad está en un eje neovolcánico cuyos mantos acuíferos alimentan al Valle de Morelos y parte de la Ciudad de México.

Si se devastan esas áreas, se generará un problema que ninguna autoridad podrá resolver. Con la naturaleza no se juega”, sentenció Agustín Rojas, comisario de bienes comunales en la localidad.

Con información de SinEmbargo.mx.


Etiquetas: