Confirma AMLO: el aeropuerto se hará en Santa Lucía y estará listo en tres años

- Por

“Nos va a costar 70 mil millones hacer las dos pistas de Santa Lucía y la vía de comunicación entre el actual aeropuerto”, comentó López Obrador, en una sentencia definitiva. Con la reciente conferencia de prensa del tabasqueño y sus hombres más cercanos, queda totalmente anulada la continuidad del proyecto aéreo en el lago de Texcoco. “Santa Lucía no se hunde”, comentó Obrador, dejando en claro que los resultados de la consulta ciudadana emocionaron el plan de acción del futuro gobierno de izquierda.

Acompañados de Romo y Espriú, los hombres más fuertes en el gabinete obradorista, la cúpula del próximo gobierno mexicano ha confirmado que el proyecto más ambicioso de Enrique Peña queda cancelado por completo y que se empezará de inmediato a cancelar acuerdos y finiquitar contratos. La promesa inicial de Obrador y sus cercanos es la de calmar a los empresarios relacionados con la obra de Texcoco, “los inversionistas no perderán ni un peso con la cancelación de la actual construcción”, comentaron. Para calmar acusaciones, Obrador también aseguró que el empresario José María Rioboó no será contratista en Santa Lucia. 

El tabasqueño aseguró que se iniciará el diálogo con los empresarios y autoridades afectadas por el cierre de la obra peñista en Texcoco. “Si es necesario, yo mismo buscaría a estas personas para hablar con ellos para que apoyen y cooperen con los resultados de esta consulta”, dijo, asegurando que “el pueblo ha decidido en la consulta y agradezco que los involucrados en la obra de Texcoco han actuado con responsabilidad”.

Obrador aseguró que no ha habido oposición a esta decisión final y, en general, a la consulta ciudadana organizada por Morena el fin de semana que acaba de terminar. Esto dato del futuro presidente no es del todo cierto, ya que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha cuestionado la legalidad de la consulta popular y ha arremetido en contra de una votación popular sobre un proyecto que ya registra un 30% de avance, y que además tenía en el empresario mexicano un gran interés. También en la Coparmex condenaron la decisión de mover todo a Santa Lucía.

Para López Obrador, la decisión está tomada. Incluso ya se habló de las acciones para iniciar de inmediato la mudanza de obra a los terrenos de Zumpango, en el Estado de México. “No tenemos ningún obstáculo, no hay nada que limite o impida de que en tres años se resuelva el problema de la congestión aérea de aquí a 50 años en adelante”, comentó Obrador, asegurando que también se habrá de reacondicionar el actual aeropuerto capitalino.

¿Qué pasará con Texcoco?

Esta fue una de las preguntas más esperadas después de que ayer por la noche se diera la noticia de que más del 60% de los votantes en la consulta ciudadana optaban por frenar las obras en Texcoco. “Vamos a analizar bien un proyecto para ver qué hacemos con el terreno federal del lago de Texcoco. Tenemos que rescatar el lago, principalmente”, aseguró el tabasqueño. Giménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transporte, aseguró que “la construcción secaría el lago completamente y destruiría la flora y fauna local, hay muchas opciones para rescatarlo”.

La primera opción de López Obrador es crear “un parque ecológico” para desarrollar el tema ambiental en la zona, agregando aspectos deportivos. “Sería un gran centro para la Ciudad de México”, comentó el tabasqueño, asegurando que ya hay diálogo permanente con la nueva jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, para darle en conjunto un buen uso a los terrenos de Texcoco. Esta fue una de los argumentos más fuertes de Morena para frenar la obra, el daño ambiental y la destrucción completa de la flora y fauna del lugar.  

Para evitar daños similares, Espriú aseguró que se harán estudios profundos para evitar cualquier daño ambiental en los terrenos de Santa Lucía. Además, aseguran que estarán revisando todo el daño que podría ocasionar este nuevo aeropuerto en las comunidades cercanas. “Se busca salvaguardar y respetar los derechos de los contratistas en el aeropuerto actual en Texcoco, por eso se cubrirán los gastos no recuperables de los gastos con contratistas en el anterior aeropuerto”, comentó.

Después de la dolorosa derrota del PRI el primero de julio, esta decisión sería el más duro golpe al gobierno de Enrique Peña Nieto. Recordemos que el mexiquense vendió este aeropuerto como la gran obra de su gobierno, generando contratos multimillonarios con los empresarios más ricos de México y desde el inicio de su construcción ya se detectaban graves casos de corrupción y sobrecostos.