Día histórico en Canadá: Ya es completamente legal la Marihuana

- Por

Los más de 32 millones de canadienses amanecieron hoy con la marihuana legalizada en todo su país. La podrán usar en el terreno médico pero también para uso doméstico. Habrá canadienses que verán pasar las nubes, quienes saldrán al parque a fumar y escuchar música, y también habrá personas que tendrán ideas paragenerar una industria millonaria derivada de la planta que muchas naciones en el mundo no se permiten.

Desde hace décadas que el gobierno canadiense aceptó que la planta se siembra, se cosecha, se vende y se consume en su país. Los canadienses fuman bastante, por lo que no hubo trabas para hacer de la cannabis un fenómeno legal en un país que hasta hace unas décadas era considerado demasiado conservador. Hoy se pone fin a 95 años de prohibición en el país que corona el continente americano, justo encima de Estados Unidos, una de las naciones más cerradas a nivel federal para ver las bondades de la planta.

La industria cannábica canadiense ya tiene años desarrollándose. Al contrario de sus países vecinos, en Canadá supieron ver a la marihuana como un oro verde. El primer paso fue una industria titánica de medicamentos con componentes cannábicos. Como inicio, Justin Trudeau, ministro canadiense, legalizó el consumo medicinal, y ahora se ha enfocado en hacer de su país un referente internacional de la capacidad económica de la planta. Junto con Uruguay, Canadá forma un grupo selecto de países que se cansaron de combatir al narcotráfico desde las armas. México también está alzando la mano.

Así que unas vacaciones en territorio canadiense podrán invitar al turista a consumir productos diversos con dosis de THC o CBD, los dos componentes más cotizados de la marihuana. Desde café, helado, vaporizadores, postres, barras de granola, hasta bebidas, los canadienses están experimentando con todo producto para dotarlo de una pizca de componente cannábico. Las ganancias de esta industria son de hasta 5,600 millones de dólares canadienses por año.

Y es que los canadienses están ligados a la planta. En los últimos censos nacionales, se llegó a la cifra de que al menos el 42% de los canadienses han consumido marihuana en su vida. Las métricas también reportaron que la juventud canadiense fuma regularmente, al punto de ser los mayores consumidores de la planta en el planeta. Con estas cifras, la legalización nacional de la cannabis para uso lúdico fue bien recibida por la sociedad. No hubo marchas masivas en contra ni un intenso debate en el congreso.

México quiere participar

Las expectativas financieras están todas enfocadas en el futuro canadiense. Esperan que este país marque tendencia en su continente, en donde México también pretende legalizar la planta, y luego a todo el mundo. Se estima que las ganancias de la industria cannábica canadiense serían de hasta 5 mil millones de dólares para 2020. Es justo ahí en donde nuestro país quiere participar. Desde Morena y con la venia de López Obrador, México podría ser el tercer país en el mundo en legalizar la planta en todo su territorio para uso lúdico.

Pero las cosas en Canadá no son tan rápidas. Por el momento se está redactando bien la ley que habrá de dictar en dónde no se podrá fumar, bajo qué condiciones y sobretodo se pretende evitar que los canadienses fumados tomen el volante. Por lo tanto, la legalización ha llegado antes que el reglamento general. Con esto, Canadá ya no solamente será relacionada con la hoja de arce, también con la hoja de marihuana.