Aguacate y maíz mexicanos, los más golpeados por el primer TLCAN

- Por

Desde hace 25 años, el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) modificó el panorama agrícola de los participantes, siendo los productos más golpeados, el aguacate y el maíz mexicanos.

De acuerdo con una investigación realizada por el portal The New Food Economy, el TLCAN alteró la agricultura, la alimentación y la salud en México, provocando enfermedades como la diabetes y la obesidad.

En entrevista para el citado medio, Alyshia Gálvez, autora del libro Eating NAFTA: Trade, Food Policies, and the Destruction of Mexico (Comiendo NAFTA: Comercio, políticas alimentarias y la destrucción de México) publicado por la Universidad de California, aseguró que el panorama es aún más grave.

El sabor del TLCAN

Antropóloga social, médico y profesora de Estudios Latinoamericanos, Alyshia también es autora reconocida de libros sobre las prácticas de los inmigrantes mexicanos respecto a su salud y religión.

De acuerdo con Gálvez, la epidemia de obesidad en México, es responsable del aumento en la tasa de diabetes en conjunto con los cambios culturales y agrícolas que tienen impacto en la alimentación de los mexicanos.

Su investigación condujo a la influencia del TLCAN y cómo este ha variado las prácticas agrícolas, dando como resultado un golpe a la salud de varios millones de mexicanos en las últimas dos décadas.

La investigación reveló que existen alimentos como los chiles, las especias y las semillas, donde las condiciones agrícolas del TLCAN no sólo han variado el sabor de estos alimentos, sino que también amenazan su existencia.

Gálvez comentó que los productos que comúnmente se pueden adquirir en Estados Unidos, carecen de la diversidad y sabor tradicional; por ello, la gente recurre a canales de distribución alternativos para tratar de recobrar el sabor de su tierra.

De esta forma, surgieron otros canales de distribución como los llamados paqueteros, personas que recorren todo México y cruzan la frontera para vender informalmente productos que evocan los sabores originales de México.

Aguacate y maíz, alimentos en crisis

La experta hizo hincapié en que el acceso casi ilimitado de productos como el aguacate mexicano en Estados Unidos, ha provocado una escasez de ciertos alimentos para los mexicanos.

El aguacate se ha apoderado de Estados Unidos, pero las palancas del TLCAN que lo trajeron aquí, han desplazado a los productores de aguacate mexicanos”, expresó la especialista.

De acuerdo con Gálvez, existe una conexión entre el TLCAN y la disminución de las cocinas mexicanas tradicionales; los alimentos industrializados y procesados ​​que inundaron para reemplazarlos; y los efectos resultantes en la salud de la población mexicana en general.

A decir de la especialista, desde 1994, el TLCAN devastó las operaciones de cultivo de maíz de pequeña escala, al abrir las compuertas a un torrente de maíz de los productores estadounidenses.

Luego, en las negociaciones del TLCAN, México renunció a los subsidios a sus productores de maíz, mientras que los estadounidenses continuaron recibiéndolos. La oleada de maíz en el mercado mexicano hizo que los precios se desplomaran y desplazó a millones de campesinos de la economía agraria.

En tanto, los productores de aguacate tuvieron un destino similar, los productores estadounidenses de aguacate se aseguraron de que el acuerdo comercial incluyera nuevas limitaciones a las importaciones para que pudieran seguir dominando el mercado estadounidense.

Esto dejó a los productores mexicanos en una posición en la que no podían competir con los estadounidenses, lo que provocó su emigración a lugares que les ofrecieran mejores condiciones de vida.

Hoy en día, esas limitaciones de importación se han eliminado y el aguacate es un elemento básico en todo, pero los agricultores siguen siendo desplazados.

Lee la investigación en The New Food Economy