Salinas Pliego, creador de Vive sin Drogas, a favor de legalizar la marihuana

- Por

Queda claro que legalizar la marihuana es un tema que atrae a los empresarios más arriesgados. Los ejemplos de las legalizaciones de cannabis en Estados Unidos y Canadá muestran que solamente en impuestos se puede generar una fortuna con la venta regulada de esta planta. Esto podría suceder en México y empresarios conservadores como Ricardo Salinas Pliego quiere estar presente cuando las ganancias lleguen.

El hombre que en el pasado fuera conocido por fomentar la cultura antidroga con la campaña “Vive sin drogas” es ahora uno de los principales promotores para que la cannabis se legalice en México. Salinas Pliego es un millonario mexicano conocido por su fuerte inversión en la televisión abierta y la minería de plata en el país. Ahora, con la tendencia internacional de sacarle buenos impuestos a la venta legal de marihuana, Salinas Pliego convoca a la legalización de la planta.

Como empresario, el dueño de Tv Azteca ha declarado públicamente que en México “no hay de otra más que legalizar las drogas”, asegurando que el combate armado a los cárteles no ha generado que se consuma menos de estas sustancias adictivas. Resulta extraño que un hombre que se enfrentara con tanta fuerza en contra del consumo de drogas sea ahora uno de sus grandes impulsores.

Una pista de porqué quiere que se legalicen serían los ejemplos de Nevada, en donde el estado recaudó 30 mil millones de dólares en impuestos. Las empresas privadas que atienden el negocio también han reportado ingresos jugosos, por lo que se puede entender que el tema le interesa de esta manera, un poco más que por sus declaraciones a favor de la eliminación de la violencia ligada con los enfrentamientos del gobierno con el crimen organizado.

Salinas Pliego dejó en claro que el consumo de drogas es inevitable y que, de seguirse haciendo, lo más correcto sería legalizar y hacer que los adictos paguen impuestos. Con esto, el empresario ha asegurado que México debe avanzar en las legalizaciones “para convertirse en una potencia económica”. Entre sus declaraciones, Pliego no dejó ver alguna propuesta para ayudar a los adictos a la droga en el país y solamente se enfocó en el lado empresarial y financiero del tema de las legalizaciones.

Para el próximo gobierno de izquierda se pretende hacer legal el consumo de marihuana medicinal en todo el país, además de una propuesta para que el cultivo de amapola se legalice. Todo esto con vías a que México sea un país que fabrique materia prima para medicamentos cannábicos y morfina derivada de la goma de opio. Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación, ha apuntado que la legalización es un arma mucho más poderosa que las balas para contener el inmenso crecimiento de los cárteles de la droga nacional.

Entre posibilidades para detener la violencia, generar acciones para prevenir la adicción y procurar cobrar impuestos al consumo de drogas, una parte del sector empresarial mexicano está inclinando sus intereses a favor de la legalización de la droga en el país. Salinas Pliego, a pesar de su férreo pasado antidrogas, ha cedido ante los beneficios de la industria legal de cannabis y otras plantas.