Rosario Robles quiere a los abogados de Emilio Lozoya para defenderse

- Por

No hay registro de la caída de un político priísta como la que podría tener en unos meses Rosario Robles. La diva experredista parece ser el señalamiento más obvio de todos los desvíos millonarios que se hicieron durante el sexenio peñista y que involucraron a buena parte de su gabinete. La investigación periodística que dejó ver esta maquinaria se llama La Estafa Maestra y está cerca de conquistar el premio periodístico más importante de Latinoamérica.

Desde un senado controlado por Morena, el partido de izquierda pretende llamar a comparecer a Robles de inmediato para aclarar los desvíos de dinero público desde las dos secretarías a su cargo: Sedesol y Sedatu. En ambas, la ahora priísta ha estado totalmente involucrada, ya que todos los contratos se hicieron bajo su titularidad en estos puestos. El dinero iba a ser destinado a programas sociales y terminó filtrado por empresas fantasma.

Robles, claramente, niega absolutamente todo y ha retado al partido que pronto estará en el poder a que la investiguen “hasta debajo de las piedras”. Las declaraciones de inocencia de Rosario Robles se acumulan con cada nueva acusación que engrosa la carpeta en su contra. Los senadores morenistas ya planean citarla a comparecer y Robles quiere abogados que la aconsejen en su defensa.

Recordemos que el priísmo ha recurrido a un hombre polémico para proteger legalmente a sus fichas más importantes. Se trata de Javier Coello Trejo, un hombre duro y exfiscal que por el momento ha logrado buenos acuerdos para mantener en libertad a Emilio Lozoya, el amigo del presidente que coordinó su campaña y pactó sobornos con Odebrecht en su paso por Pemex. Robles quiere que sea este abogado el que la salve de las acusaciones.

Todo parece indicar que se viene una temporada de investigaciones a raíz de La Estafa Maestra y que podría ser Rosario Robles la primera gran priísta en ser detenida. Para calmar el entorno, López Obrador aseguró que durante su presidencia no habría detenciones de políticos famosos. Con esto, dejó en claro que no quiere ir detrás de Rosario desde el terreno federal. Recordemos que estas amenazas perjudicaron la imagen política de Ricardo Anaya cuando aspiró por la presidencia, en donde prometió encarcelar a Peña Nieto.

Pero desde Morena, el partido que controla ya ambas cámaras legislativas, ya prometieron investigar a fondo el tema Robles. La promesa del partido guinda por dar con los responsables de los saqueos masivos se ha concentrado en Ricardo Monreal, el líder morenista en la cámara alta. El intento por detener estos abusos va en serio. Para evitar que en los próximos años se repita otra Estafa Maestra, los morenistas ya preparan una ley que responsabiliza a los secretarios de estado por todo contrato que se firme durante su gestión.

Este es el argumento principal que ha usado Robles para defenderse. La forma en la que opera la constitución actual establece que se pueden formar contratos a través de licitación directa sin que se requiera la firma contundente del secretario en turno. Con esta maraña, Robles pudo deslindarse, al menos en papel, de los desvíos millonarios en la Sedesol y Sedatu.

Octubre será un mes clave en la política nacional. Ahí se verá el músculo que reunió Morena y que podría marcar un hito si se encuentra responsabilidad de Robles en los desvíos de sus secretarías. Se interrogará de forma dura a la experredista y se pretende crear comisiones especiales para investigar si participó en los desvíos. Aunque debemos entender la capacidad de Coello Trejo para proteger a priístas acusados, ya que por el momento la justicia mexicana, llena de pruebas, no ha podido detener a Lozoya.

Con información de La Política Online.