Investigadores y Semarnat polemizan por desaparición de teporingo

- Por

La Universidad Autónoma del Estado de México dio por extinto al conejo teporingo en la región del Nevado de Toluca. Al respecto, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) respondió que no se puede declarar la extinción de una especie hasta que pasen más de 50 años de ausencia.

El año pasado, el Centro de Investigación en Ciencias Biológicas Aplicadas (CICBA)  de la UAEM se dio a la tarea de buscar a esta especie en el bosque de Xinantécatl, en una exploración que duró seis meses y que dirigió el coordinador del Centro, Octavio Monroy Vilchis.

Los primeros datos revelaron que sólo en la mitad de los 200 sitios muestreados se encontraron muestras de excremento de cualquier conejo, lo cual es alarmante pues ya existen muy pocas especies de conejo en la región y van en decremento. Aunado a esto, solo en seis puntos se encontró excremento que podría ser de teporingo

Los investigadores también utilizaron cámaras trampa para captar a los animales que se acercaran, pero después de seis meses no se pudo fotografiar al también llamado conejo de los volcanes.

“Actualmente con lo que tenemos y con las evidencias, bien podríamos decir que hasta el momento no existe teporingo en el Nevado de Toluca”, concluye la investigación.

Devastación del Nevado causa extinción

Los zacatonales que existen en toda la zona aledaña del volcán se han convertido en centros de cultivo, sobre todo de papa, mientras que otros terrenos se han urbanizado.

En 2016 se publicó el Plan de Manejo de la región que autorizó la tala de 17 mil hectáreas del bosque, lo que representa 33% de la superficie total del parque. Con el permiso de las autoridades, la tala se convirtió en una actividad legal que ha afectado la región y a la fauna.

La presencia de perros ferales, los bancos de arena y grava que se han abierto en las inmediaciones y la caza de este conejo fueron otros factores que contribuyeron a la desaparición de la especie.

Este hecho no solo representa la pérdida de fauna endémica, pues es el alimento principal de coyotes y linces, especies que también están en peligro de extinción.

“La extinción del conejo teporingo en el Nevado de Toluca sería el indicador de un suceso más grave”, asegura Esther Quintero de la CONABIO.

Tanto la investigadora de la dependencia federal como Monroy Vilchis afirman que cada vez hay menos flora, bosques y animales endémicos, lo cual traerá otros problemas en una zona importantísima para la captación de agua.

“Al no haber árboles, al no haber vegetación, cambia los patrones de precipitación, de lluvias en general y va disminuyendo y eso va a provocar que haya menos agua”, aseguran los investigadores.

Semarnat niega extinción

La investigación de la Universidad Autónoma del Estado de México recordó que desde 1966 se había advertido de la posible extinción del teporingo y para la década de los ochenta ya no existía rastro de este animal en su hábitat.

En los años siguientes, distintos estudios no pudieron demostrar la presencia del animal en la zona del Nevado de Toluca, ya que los resultados de los análisis de excremento eran imprecisos. En 1994 se elaboró un plan de manejo para esta especie, que desapareció del territorio mexiquense. El último espécimen se avistó en 2003 y no se ha vuelto a ver otro desde entonces.

Luego de que se dieran a conocer estos datos el viernes pasado, la Semarnat aseguró que  se necesitan más de 50 años de ausencia de una especie para declararla en peligro de extinción  de ésta. Sin embargo, ninguna investigación ha podido demostrar que el conejo de los volcanes sigue viviendo en los bosques del Nevado de Toluca.

En un comunicado, la dependencia recuerda las múltiples investigaciones que se han hecho para encontrar especímenes en esta zona, sin que se tuvieran resultados concluyentes.

Este año la CONANP comenzó un estudio que analiza el ADN de distintas muestras de excremento y los resultados estarán listos en los próximos meses. Hasta ahora, los datos han arrojado que existen 10 lugares donde hay posible presencia y 31 sitios con hábitat disponible, pero sin rastros de la especie.

La Semarnat también señaló que si bien el conejo de los volcanes ya no habita en la región del Nevado de Toluca, sí hay especies en la zona de los volcanes de Iztaccihuatl y Popocatépetl, en el Parque Nacional Lagunas de Zempoala y hasta en Santiago Tianguistenco.


Etiquetas: