Hallan ropa de bebé y 144 credenciales de elector en fosa de Veracruz

- Por

Entre los artefactos y restos encontrados en la fosa de Veracruz, hallada el pasado ocho de agosto al norte del estado, y revelada a los medios el pasado seis de septiembre, hay ropa de bebé, 144 credenciales de elector y más de 200 prendas, entre las cuales hay de bebés y menores de edad.

El seis de septiembre, cuando la Fiscalía General del Estado dio a conocer la existencia de la fosa, Jorge Winckler, su titular, informó que “se hallaron los restos de al menos 166 personas, número mínimo establecido por el número de cráneos encontrado en 32 puntos de la zona de búsqueda”; con lo que este nuevo cementerio clandestino se convirtió en el segundo más grande del estado, después del encontrado en Colinas de Santa Fé, hace dos años, y donde encontraron a al menos 300 personas.

Después del hallazgo de la nueva fosa, la Fiscalía se embarcó en una serie de jornadas para informar a colectivos y cientos de familiares sobre lo encontrado, y ellos pudieran identificar a sus familiares desaparecidos. La Fiscalía montó exhibiciones de algunos objetos y fotografías de las prendas y los artefactos encontrados, para que los miembros de los variados colectivos que asistieron pudieran reconocer alguno.

De acuerdo al comunicado de la Fiscalía, integrantes de los grupos Buscando Corazones Perdidos Xalapa, Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, Colectivo por la Paz, Red de Madres, así como padres y madres de familia no afiliados a ningún grupo, de diversos puntos del todo el estado, acudieron a las jornadas.

Presentes en estas sesiones también estuvieron miembros de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de la Comisión Estatal (CEDH) y la Secretaría de gobierno del estado, además de la Fiscalía Especializada para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas.

Son los familiares y colectivos los que han dado testimonio de las cosas que han podido observar en las exhibiciones, como dijimos, entre otras cosas, prendas de bebés, ropa de menores de edad, credenciales de elector, etcétera. No obstante, y según informa Animal Político, ninguno de los restos ha podido ser ligado a ningún desaparecido: nadie ha sido identificado.

La agencia de noticias EFE, recoge el siguiente testimonio de una mujer de nombre Elvira Gómez, que lucha desde 2013 por encontrar a sus hijos: “había ropita de bebé, había mamelucos de bebé y otra ropita: trajecitos del tianguis, de esos que valen entre 25 y 30 pesos. Es increíble el nivel de maldad que hay aquí en Veracruz, personas que pueden asesinar a criaturas inocentes”, dijo.

“Mis hijos tenían 17 y 19 años cuando se los llevaron; y si se llevaron y mataron también a criaturas de cuatro, cinco meses, se llevaron a niños, menores de edad, no puedo imaginar lo que les sucedió a mis hijos; no puedo ni imaginarlo”.

Miembros del colectivo Solecito, por otro lado, han expresado su poca confianza ante la Fiscalía: “la fiscalía no es de fiar y nosotros no tenemos ninguna razón para confiar en ellos. Hacen un trabajo muy chapucero (tramposo) y tememos que manipulen, pierdan indicios o escondan la información“, dijo Lucy Díaz Henao.

En este marco, el pasado viernes la CNDH emitió un comunicado en donde expresaba su preocupación por la situación en Veracruz; informó que en los últimos diez años, entre enero de 2007 y septiembre de 2016, se han localizado 1,143 fosas clandestinas a lo largo de todo el territorio nacional, de las que se ha exhumado hasta 3,230 cadáveres.

A esos números se les debe de agregar otras 163 fosas encontradas entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de agosto de 2018, de las que se han exhumado al menos 530 cuerpos, y de los cuales han sido localizadas al menos 54 personas.

A este segundo muestre, todavía se le tiene que agregar el de la nueva fosa, la de los 166 muertos, que tiene al menos 2 años de antigüedad. Veracruz, Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas y Jalisco son los estados con mayor número de fosas encontradas, según informó CNDH.