Habrá cursos de educación financiera en primarias y secundarias del país

- Por

Gracias a la autonomía curricular que impulsó la Secretaría de Educación Pública (SEP) para el pasado ciclo escolar, y que permite a escuelas de educación básica y media elegir nuevos talleres o programas educativos, la educación financiera se hizo una realidad para escuelas primarias y secundarias de nuestro país.

El programa de la SEP reorganiza al alumnado por habilidad o interés, y permite sustituir algunos antiguos talleres que no captaban el interés de las nuevas generaciones: carpintería, corte y confección, mecanografía, electricidad, han sido sustituidos ahora por clubes de robótica, artes, o para este caso: educación financiera.

La agencia Notimex reveló que 20% de todas las escuelas en el país eligieron cursos de educación financiera, lo que refleja la enorme demanda, interés y la necesidad de padres de familia y maestros de enseñar, desde temprano, lo que significa el dinero y su manejo, además del ahorro para el retiro.

Esto, en palabras de Carlos Noriega Curtis, titular de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), institución que en conjunto con el Museo Interactivo de Economía (MIDE), crearon los programas de enseñanza en educación financiera que fueron un éxito en el pasado ciclo escolar.

Se trata de una iniciativa de ambas instituciones llamada Cultura Financiera para una Educación Básica, que pretende ofrecer a los alumnos todo el paquete de conocimientos antes dicho.

Los programas de la iniciativa se dividieron en dos: “Yo quiero oro, quiero plata y también romper la piñata”, para escuelas primarias; y “Águila o sol, esto no es un volado”, para escuelas secundarias.

Los programas, de acuerdo a Noriega Curtis, están realizados en conjunto con pedagogos y especialistas en materia financiera.

“Es por eso que nos asociamos y vinculamos al MIDE; nuestra intención es que los niños y adolescentes comiencen a identificarse con el sistema financiero y así puedan identificar los conceptos de ahorro, planeación, y entender lo que es un retiro para que puedan aprovechar todos sus servicios financieros y se preparen para la jubilación”.

El éxito de los programas ya impartidos, en forma piloto, en el ciclo escolar 2017 – 2018, y la demanda de los mismos para el ciclo siguiente, invita a que otras instituciones financieras compartan su conocimiento con los alumnos más jóvenes, o emprenden iniciativas parecidas; todo esto lo posibilita el programa de autonomía curricular.

Su enfoque, en pocas palabras, es el de ampliar la formación académica, pero también incentivar otras habilidades sociales y técnicas, todas con base en el contexto y necesidades particulares de los estudiantes y de la escuela en particular. De hecho, es la escuela la que decide qué materias dar, de acuerdo a las horas que tenga disponibles.

El reto particular de los programas del MIDE y Amafore, es concentrarse en quinto y sexto de primaria, y alcanzar el amplio espectro en las primarias y secundarias del país, según informa Notimex.