Gobernador de Campeche explota contra AMLO: «van a desear no haber ganado»

- Por

Ningún priísta podía imaginar que la noche del primero de julio Morena tendría una victoria tan contundente. Cuando miles de candidatos priísta distribuidos por el país esperaban cifras esperanzadoras para el partido más antiguo de México, resultó que no ganarían ningún puesto de alto nivel. Esto enfureció a políticos de estados claves para el PRI, como Veracruz, Jalisco, Tabasco y Campeche.

En un encuentro de la líder nacional del PRI, Claudia Ruiz, con políticos y militantes priístas en Campeche, se dejó ver el malestar estatal por el aplastante triunfo del partido de López Obrador en prácticamente todo el país y más específicamente en el sur del mapa nacional. En su turno para hablar, el gobernador priísta, Alejandro Moreno, aseguró que Morena no sabrá gobernar como mayoría y que van a desear no haber ganado.

Las palabras del campechano son resultado del cambio en las mayorías legislativas locales y federales a favor de Morena. Para estos días, se puede ver a multitudes de priístas aún confundidos y buscando una explicación sobre qué sucedió el día de las urnas, en donde su partido pasó de ser la gran fuerza política a quedar reducido a una pulpa de representaciones.

En un solo día, Morena se apoderó de la presidencia del país, una clara mayoría en las cámaras legislativas, el gobierno de la Ciudad de México, al menos tres gubernaturas clave, mayoría en varios congresos locales y algunas alcaldías que siempre controló el PRI. Las palabras de Alejandro Moreno, alias “Alito”, fueron dirigidas a dudar de la capacidad de los morenistas para gobernar. Comparó la juventud del partido con la experiencia del priísmo, creado hace casi cien años.

Alito ha sido acusado de derroche de recursos en uno de los estados más pobres del país. Además, se sabe de la protección y nepotismo de su parte a varios familiares suyos involucrados en escándalos. Desde proteger a un primo suyo por golpear a otra persona, hasta nombrar director institucional a su tío, la actitud de Alejandro Moreno ha dejado ver todas las prácticas comunes del priísmo totalitario.

Con este telón de fondo, Alito ha prometido combatir desde Campeche al próximo gobierno de izquierda. Asegura que en su estado ya están listo para una batalla en contra de López Obrador y su partido. Recordemos que en el congreso local, Morena cuenta con 11 representantes que han incomodado la mayoría priísta tradicional. Es por eso que Alito se ha vendido como el primero gobernador en hacerle frente al obradorismo. Aunque esta postura contrasta con sus encuentros frente a López Obrador, en donde se ha mantenido serio y silente.

Otra de las acusaciones que lanzó el gobernador de Campeche fue la tendencia que, asegura, tendría Morena para alzar el precio de la gasolina, el gas y la energía eléctrica. Alito prometió salir a marchar y realizar plantones inmediatos para evitar que el partido guinda lastime “la economía de los mexicanos”. En las propuestas presidenciales de López Obrador se busca contener el alta a los precios de estos servicios y queda claro que su incremento descontrolado se dio durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Por lo tanto Campeche ya levanta la mano para dejar en claro que estarán en contra de López Obrador, al menos desde la gubernatura estatal. Con esto, queda claro que no se ha logrado esa unificación en la Conago que tanto prometen sus integrantes al reunirse con López Obrador. En el caso de Michoacán, Sonora, Estado de México y Campeche, parece ser que hay gobernadores que no están de acuerdo con el próximo gobierno y sería Alejandro Moreno el primero en declarar una lucha abierta a partir del primero de diciembre.


Etiquetas: