Cómo los animales experimentan la muerte y realizan ritos funerales

- Por

En agosto una historia dio vuelta al mundo, una madre orca, llamada J35, cargó el cadáver de su hijo durante 17 días hasta que finalmente lo soltó. Los científicos vieron en este comportamiento una manera de hacer un duelo. Sin embargo, entre esta comunidad todavía hay prejuicios ante la idea de que los animales puedan tener una respuesta compleja como el duelo u otras demostraciones hacia la muerte.

Por ejemplo, el zoólogo Jules Howard aseguró que: «Creer que lo que hizo J35 es una evidencia de luto o dolor, está basado en la fe, no en la ciencia». En contraste, la bioeticista Jessica Pierce escribió para el portal The Conversation cuál es la evidencia científica que puede demostrar que los animales saben de la muerte, pueden experimentar dolor por ella y a veces guardar luto o incluso realizar rituales relacionados con esta.

Los escépticos del dolor de los animales por la muerte tienen algo de razón, en realidad los científicos no han estudiado tantos comportamientos relacionados con la muerte en animales. Solo algunos científicos han explorado cómo estos piensan y sienten la muerte de sus compañeros.

Los elefantes y chimpancés pueden guardar luto

Hasta el momento todavía no se ha explorado el estudio llamado tanatología comparativa, una disciplina que estudia la muerte y las prácticas relacionadas. La mayoría de los humanos no han contemplado que los animales puedan sentir verdadero dolor por aquellos a los que aman, ya que la conciencia de la muerte es una de las características que se cree que solo los humanos poseen.

Pero se han visto comportamientos de duelo en varios animales. Por ejemplo, los elefantes se interesan por los huesos de los que han muerto y guardan luto por sus seres queridos. Un estudiante de doctorado documentó cómo los elefantes utilizan los huesos para realizar un ritual, ya que miembros de tres familias distintas de estos animales se presentaron para visitar el cadáver, lo olieron, tocaron y pasaron sobre él repetidas veces.

Los chimpancés también tienen comportamientos relacionados con la muerte. Se ha documentado que estos animales observaron el fallecimiento de una de sus miembros y se negaron a pasar por el lugar donde había sucedido el deceso durante días. Los científicos también documentaron que varios chimpancés han utilizado herramientas para limpiar a los cadáveres. Es por esto que concluyeron que estos primates sienten vínculos sociales incluso después de la muerte y muestran sensibilidad hacia los cuerpos muertos.

También se ha observado a las urracas enterrar a sus muertos debajo de hojas. A los cuervos se les ha observado realizando lo que los científicos describen como «agrupaciones cacofónicas», moviéndose y graznando en grupo en respuesta a la muerte de otro cuervo. Sin embargo, los científicos insisten que los términos como duelo y luto no deben utilizarse para referirse a comportamientos animales porque no entran dentro de una descripción científica. Los comportamientos de los animales son observables y se pueden documentar, más no interpretar cuál es el sentimiento que los causa con términos humanos.

Lee la nota completa en The Conversation.