Alejandro Gutiérrez, acusado de desviar 250 millones para el PRI, ya está en libertad

- Por

Desde Chihuahua se ha encabezado una resistencia en contra del presidente Enrique Peña y un grupo de priístas cercanos. Ahí mismo se ha mantenido en prisión al exsecretario del partido tricolor que ayudó, presuntamente, a desviar 250 millones de pesos que salieron de la secretaría de Hacienda hacia el gobierno de César Duarte. Alejandro Gutiérrez es la persona clave para entender estos desvíos y hoy ha salido de prisión.

El gobernador Javier Corral ha luchado desde hace meses en su faceta de abogado penal para mantener al priísta detenido en su estado. El reclamo es que Luis Videgaray, quien dirigió Hacienda durante los desvíos, estaba promoviendo acciones legales para que Alejandro Gutiérrez fuera transferido a la capital mexicana. A pesar de los esfuerzos de la fiscalía chihuahuense, ha ganado la defensa del acusado y aseguran que ya salió de prisión y está con su familia.

Este es un duro golpe para el gobierno de Corral que se encontraba avanzando en averiguaciones para comprobar una red de saqueos de dinero público operado desde el gobierno peñista, y que tenía como destino el financiamiento de varias campañas del PRI en el país. Todo a través de una ficha importante del presidente, César Duarte, que se encuentra refugiado en Estados Unidos. La salida de Alejandro Gutiérrez mete freno a las intenciones de avanzar en el caso y permitir la captura y extradición del Duarte norteño.

La noticia de la liberación de Gutiérrez se da justo después de Javier Duarte se declarara culpable de desvío de recursos y compra de bienes con dinero público en Veracruz. La sentencia en contra del priísta fue ridícula y la liberación del exsecretario priísta de la cárcel de Chihuahua deja ver la urgencia del sexenio peñista por favorecer a sus operadores acusados de corrupción.

Y es que detrás del tema Gutiérrez estaba implicado Manlio Fabio Beltrones, un alto mando del priísmo nacional. Además, durante las investigaciones ya se contemplaba una declaración de Luis Videgaray y la presencia de César Duarte en México. Todo esto pesaba sobre el destino de un solo hombre. Aún priísta, Alejandro Gutiérrez se encuentra libre y mantiene un brazalete atado a su cuerpo para evitar que salga del estado norteño.

Si bien este es un triunfo para el gobierno priísta parece ser que Alejandro Gutiérrez no está completamente a salvo. El brazalete está en su cuerpo porque aún se le investiga por desvíos millonarios por al menos 1.7 millones de pesos durante su trabajo en el priísmo nacional. Sin duda el operador de Manlio Fabio estará intentando librar las acusaciones durante algunos meses más, pero parece ser que la presión de Corral para hacerlo declarar en contra de priístas ha quedado neutralizada.

Para liberarlo fue clave la decisión del juez Marco Antonio Fuerte Tapia, quien lo exoneró por los desvíos que habría enviado Hacienda al gobierno chihuahuense y este, a su vez, lo habría entregado al PRI nacional para financiar a ciertos candidatos claves para el partido. La resolución golpea fuerte a la administración de Javier Corral, el único gobernador que se lanzó de lleno en contra del presidente Peña Nieto al acusarlo de operar para la liberación de Gutiérrez.