Alcanza cifra récord el robo de combustible durante sexenio de Peña Nieto

- Por

El combustible robado durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto ha alcanzado una cifra récord de 36 mil 999 tomas clandestinas, es decir, un incremento del 262%, según datos reportados por Petróleos Mexicanos (Pemex).

Mientras que el sexenio del ex presidente Felipe Calderón se registraron 4 mil 838 tomas clandestinas, las cifras registradas en la actual administración son 7 veces mayor, ya que, del 2013 al 2017 se reportaron 28 mil 257 puntos.

Siendo Puebla el estado de la república que encabeza la lista con mil 318 ductos ordeñados, seguido de Hidalgo con mil 55, Guanajuato con mil 16, Jalisco con 902 y el Estado de México con 850.

De acuerdo con el reporte de Pemex, el incremento del robo de combustible durante el 2013 se reportó con 2 mil 267 ductos ilegales, en el 2014 fue de 3 mil 674, y 2015 con 5 mil 274.

Pero en el 2016, Petróleos Mexicanos comenzó a registrar un incremento mayor al haber reportado 6 mil 873 tomas clandestinas, sin embargo, el 2017 alcanzó la cifra récord de 9 mil 509.

Hasta julio de este 2018, el barómetro de Pemex ha reportado 8 mil 742 tomas, lo que advierte que para finales de este año se pueda reportar un nuevo récord.

A inicios del mes de septiembre la revista Forbes señaló que Pemex reportó durante el pasado mes de julio mil 152 puntos de extracción ilegal de combustible, lo que significa el incremento del 57% en un año, debido a que durante el mismo periodo de 2017 se había informado de 731 tomas clandestinas.

Y a pesar de que Puebla encabeza la lista como el estado donde más robo de combustible ha habido durante el sexenio de Peña Nieto, durante el pasado mes de julio, Guanajuato se convirtió en la entidad con mayor incidencia al registrar 151 ductos, secundado por el estado de Hidalgo con 146 tomas y Jalisco con 144.

Asimismo, la revista Rolling Stone público un reportaje a inicios de septiembre, donde dio cuenta que en la república mexicana se extraen ilegalmente 23 mil 500 barriles diarios, los cuales son llevados a Estados Unido en “complicidad” con personal de Pemex.

Según el periodista Seth Harp, el delito del robo de combustible en México se ha convertido desde el 2010 un problema nacional, el cual dijo que debe ser prioritario para el nuevo gobierno.

De acuerdo con el reportaje de Rolling Stone, los grupos criminales llegan a obtener ganancias en un solo día de hasta 200 mil pesos, dinero que también sirve para comprar a las policías locales, y para pagar “tributo” a los  Los Zetas y al Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Según Carlos Alberto Treviño Medina, director general de Pemex, el problema del robo de combustible tuvo un costo de 30 millones pesos durante el 2017.

Pero del 2006 al 2015 solamente han sido arrestados 135 empleados por su presunta participación en dicha actividad ilícita.