Rechaza el Senado el aborto legal en Argentina, dejando una ley de 1921

- Por

Latinoamérica observó el debate sobre la legalización del aborto en Argentina, mujeres en diversos países se manifestaron para exigir ser libres de tomar decisiones sobre su cuerpo. Sin embargo, el Senado argentino se impuso y rechazó la ley con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones. El proyecto de ley contemplaba legalizar el aborto hasta la semana 14, esta iniciativa se discutió el mes de junio en la Cámara de Diputados por lo que pasó para su aprobación.

La interrupción del embarazo seguirá penada hasta con cuatro años de cárcel, a pesar de que cada minuto y medio en Argentina una mujer decida abortar, informó El País. Debido al no del Senado, quedará vigente la ley la que fue redactada en 1921 y que sólo permite el aborto en caso de violación o riesgo para la madre.

Desde su discusión en la Cámara, analistas habían hecho notar que el Senado era mucho más conservador, en parte porque aquí están representadas las provincias al interior del país y la presión de la Iglesia Católica terminó por hacer que la ley fuera rechazada. Los senadores partieron de sus creencias religiosas para dar el “no”, ya que creen que así salvan la vida tanto del feto, como de la madre.

La presión de la Iglesia Católica

A pesar de que el debate comenzó temprano, terminó a las tres de la madrugada y tomó 16 horas. Esteban Bullrich, un ferviente católico, aseguró que el embrión tiene derechos constitucionales desde el momento de la concepción y aunque el aborto suceda, no podrá haber una ley que lo avale. Mientras tanto, las personas a favor se concentraron en que el aborto es una realidad y se debe proteger a las mujeres: “las mujeres están solas. El varón aborta antes, desapareciendo. Por eso este es un problema de las mujeres. Los abortos se hacen y el debate hoy es por el aborto legal o ilegal“.

Incluso el senador Pedro Guastavino aseguró que hubo mucha presión de parte de la Iglesia para rechazarla: “ayer, en mi cuenta de WhatsApp recibí una enorme cantidad de mensajes que, en nombre de Dios, me calificaban de manera irreproducible. Me lo pasé atajando y esquivando crucifijos”. La senadora Gladys González, aunque es cercana a Macri, defendió la iniciativa: “no podemos proponer como solución al aborto ilegal que se cierre el sistema. Queremos salvar a las dos vidas y no estamos salvando ninguna“. La presidenta del Senado, Gabriela Michetti, se opuso al aborto incluso en caso de la violación de una menor.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se opuso a que se abriera el debate durante su administración, sin embargo ahora dice que cambió de opinión por “las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle. Esta ley no va a salir esta noche, no saldrá este año, pero saldrá el que viene o el otro“. Según cálculos de 350 a 400 mil mujeres abortan cada año en Argentina, lo hacen con métodos como sondas, perchas, agujas de tejer y tallos de perejil.

Casi 50 mil mujeres sufren complicaciones de interrupción del embarazo y casi medio centenar mueren, informó El País. Hay una división de opiniones en la sociedad argentina sobre el aborto. Hay una ventaja a favor de su legalización disparada entre los más jóvenes. No se podrá llevar el tema de nuevo al Congreso hasta el año que viene, pero las protestas por un aborto legal y seguro seguirán en las calles.

Con información de El País.


Etiquetas: