Qué es la justicia transicional propuesta por AMLO para pacificar al país

- Por

La propuesta de Andrés Manuel López Obrador de conceder amnistía se ha transformado en un plan de justicia transicional que incluye diversas acciones para lograr la pacificación del país. Este proceso de justicia transicional también se llevó a cabo en Colombia, hay similitudes entre la violencia que se desató en ambos países por lo que se puede aprender de la experiencia de este país para resolver su conflicto armado.

Animal Político entrevistó a Xiomara Balanta Moreno, vicepresidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia, este órgano fue creado por el poder judicial de dicho país para juzgar los crímenes cometidos por el grupo de guerrilleros conocidos como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Ella también es presidenta de la Sala de Amnistía, este es el tribunal que revisa los casos para otorgar perdón por ciertos crímenes.

Xiomara Balanta explicó que la justicia transicional son los pasos a seguir para pasar de la guerra a la paz, que haya un cese de hostilidades de un conflicto armado en el país. Ella comenta que aunque en 2016 se firmó un acuerdo de paz con las FARC aún se mantiene una confrontación con otros grupos armados ilegales. “Esto es intentar hacer la paz en medio de la guerra, lo que no es fácil. Estamos intentado aplicar una justicia transicional sin transición”, explicó.

En México el proceso deberá ser distinto ya que en Colombia las FARC tuvo una voluntad previa de dejar las armas. Pero en México ningún grupo del crimen organizado ha manifestado su interés por llegar a la paz y dejar el conflicto. Para lograr la paz se deben establecer beneficios para quienes voluntariamente deciden dejar las armas, en el caso de Colombia este proceso estuvo verificado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Crímenes que pueden ser perdonados

La ley de Colombia señaló que solo se perdonarían crímenes políticos y otros de tipo común siempre y cuando se hubieran cometido en el marco del conflicto armado. Se le otorgó perdón a guerrilleros que cometieron actos de rebelión, robo de aeronaves, espionaje o actividades para financiar la rebelión como narcotráfico. También si alguien asesinó a otra persona en el marco del conflicto armado se le podría conceder la amnistía.

Sin embargo, crímenes como tortura, genocidio, secuestro, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, abuso sexual, desplazamiento forzado y reclutamiento de menores, entre otros, no se les otorga la amnistía. El derecho internacional impide que se conceda un perdón a este tipo de acciones graves. En México aún no se ha definido a cuáles crímenes se les daría el beneficio de la amnistía. Aunque hay un acercamiento con las víctimas que han sufrido con el narcotráfico para lograr un diálogo y se establezca lo que podría entrar y lo que no.

El conflicto en México como tal no es con político como en Colombia sino con el crimen organizado. En Colombia también hubo un problema con el narcotráfico, pero el acuerdo de paz solo se firmó con los guerrilleros. Xiomara Balanta explica que: “el acuerdo de paz que se firma en Colombia es por un conflicto armado interno, de acuerdo a las normas internacionales de protección de derechos humanos, pero el narcotráfico no es un hecho que genere este tipo de aplicación de normas. El narcotráfico es un delito trasnacional que no tiene nada que ver con la declaratoria de un conflicto armado interno, ni de la aplicación de normas a la luz del derecho internacional humanitario”.

México debe encontrar a los desaparecidos

Al narcotráfico sí se le puede conceder amnistía siempre y cuando haya sido utilizado para financiar las actividades de rebelión y no para enriquecimiento personal. El acuerdo inicial entre el gobierno colombiano y las FARC estableció que también someterían a tribunales a miembros de la fuerza públicas y a civiles, sin embargo luego se modificó para que la comparecencia en la corte sea voluntaria para funcionarios, policías, militares y civiles que hayan estado implicados en actividades con la guerrilla, lo que Xiomara Balanta reconoce que es “confiar en la buena voluntad” de la fuerza pública.

La vicepresidenta de Jurisdicción Especial para la Paz aseguró que en México un paso importante para lograr la justicia transicional es: “México necesita saber dónde están sus desaparecidos. Esa es la opinión de una colombiana. Y para ello tiene que haber una unidad de búsqueda, si ya la tienen hay que fortalecerla, o crear una nueva, y debe tener todo el apoyo institucional y el respaldo de la población civil“.

Asimismo cualquier institución que se deba crear o participe en el proceso de justicia transicional debe estar integrada por personas elegidas de manera independiente y autónoma, que el Estado no tenga capacidad de manejo de esa elección para generar independencia en el desarrollo de sus actividades.

Lee la entrevista completa en Animal Político.