PGR y CNDH han ignorado el caso de 24 bebés muertos en el IMSS de Culiacán

- Por

De diciembre de 2014 a septiembre de 2015 murieron 24 recién nacidos en el Hospital General Regional Núm. 1 de Culiacán, todos de manera inesperada. Las autoridades no han dado una respuesta clara a los padres de qué fue lo que sucedió. A casi cuatro años del primer caso continúan las interrogantes que ninguna de las personas ni instituciones involucradas han logrado responder. Actualmente hay 25 casos con queja abierta a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por mala atención médica a recién nacidos y de esos casos 24 bebés murieron y sólo una sobrevivió.

Una investigación realizada entre el Grupo de Reproducción Elegida (GIRE) y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa (CMAS) y el Grupo Editorial Noroeste documentó los testimonios de los padres que muestran la impunidad que cometen las autoridades y la indiferencia de otras instituciones.

De diciembre de 2014 a septiembre de 2015 murieron 93 bebés en dicho hospital, 38 casos se relacionaban con sepsis, 31 están relacionados con choque séptico y 38 tienen causa ilegible en el acta de fallecimiento. Desde el 16 de septiembre de 2015 un grupo de padres denunció que las instalaciones de dicho hospital eran deplorables ya que había mala higiene en el área de cuneros. Algunos infantes habían muerto por la bacteria Klebsiella, la cual causa infecciones invasivas y que es resistente a los fármacos por lo que causa la muerte. Entre el 15 de agosto y el 30 de septiembre al menos 12 bebés murieron por causa de esta bacteria.

La Comisión Federal para Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dio una alerta epidemiológica en el área de cuneros del hospital. El informe indicaba que los materiales de limpieza estaban caducos y había contaminación por la bacteria Klebsiella y Escheria coli, la cual puede causar infecciones intestinales graves. Aunque la Cofepris realizó varias recomendaciones al IMSS para que se remodelara esta área, esto no sucedió con la rapidez necesaria, ya que un mes después murieron otros 23 bebés en el IMSS de Cualicán.

Proceso lento y sin respuestas

A partir de este momento los padres acudieron al Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa A.C. para que les brindaran representación legal frente a la PGR. Sin embargo, a pesar de las denuncias el caso no avanzó por lo que se hizo otra denuncia en enero de 2016 ahora frente a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Un año después las víctimas acudieron a las instalaciones del CEAV y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para revisar los avances de la investigación y no tuvieron mayor información de la misma. En junio la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) envió peritaje médico a la PGR pero dicho documento no es concluyente y culpa a las víctimas por llevar inadecuadamente su atención prenatal.

En noviembre de 2017 las familias y GIRE se reunieron con el Primer Visitador de la CNDH quien no les pudo dar información concluyente de los resultados de la investigación, pero aseguró que a inicios del 2018 tendría una respuesta favorable por parte de la Comisión. El mes de agosto de este año la abogada contactó a la licenciada que tiene el expediente de la CNDH y le comentaron que aún se encuentra en trámite. Los padres siguen exigiendo justicia y respuestas sobre lo que pasó a sus bebés, sin embargo no hay ningún responsable ni se ha castigado a nadie por este caso.

Lee la investigación completa en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.