Mexicanos Primero arremete contra AMLO por el NO a la reforma educativa

- Por

Muchas voces abogan para que el proyecto educativo peñista se mantenga intacto. Hace unos días, millones de niños regresaron a la escuela bajo los dogmas del nuevo modelo educativo y parece ser que será la última ocasión en que esto suceda. La reforma que tanto defendiera el presidente y su hombre destinado a la educación, Aurelio Nuño, no resistió al nuevo gobierno.

López Obrador no se detuvo frente al presidente Enrique Peña y le dejó en claro que su reforma educativa sería cancelada completamente. Para Morena, el partido que habrá de controlar la política este próximo sexenio, no se trata de un proyecto elaborado para el bienestar de los estudiantes mexicanos. Al contrario, aseguran que fue una reforma laboral creada para adiestrar a los sindicatos y maestros.

Una de las organizaciones civiles que más ha defendido la reforma educativa de Nuño es Mexicanos Primero. Para millones de mexicanos fue una costumbre el mirar sus comerciales en donde los niños pedían -leyendo un guión- que se mantuviera la reforma educativa para el bien de su futuro. Incluso fueron multados por el árbitro electoral al colocar un anuncio contundente sobre el tema en cines mexicanos.

Ahora, Mexicanos Primero ha salido a comentar que la intención de López Obrador está plagada de ignorancia. Para esta organización, financiada por el magnate Claudio X. González, hombre detractor de Obrador, no hay lógica en detener de tajo un proyecto que ya está vigente y que tantos millones le costó al gobierno federal de Enrique Peña Nieto. Y es que durante el sexenio del mexiquense se vivieron cientos de marchas y confrontaciones entre maestros y policías por negarse los primeros a ser evaluados.

Mexicanos Primero aún le solicita al tabasqueño que recapacite su intención de cancelar la reforma educativa. En los distintos discursos que ha dado el futuro presidente se le ve completamente convencido de que no cederá y los esfuerzos del peñismo por reformar la educación serán cancelados. Para contrarrestar, Obrador propone otra reforma que tome en cuenta a maestros y padres de familia (aunque no se tiene un plan bien estructurado aún).

Para dejar en claro su postura, la organización con interés educativo presentó un estudio llamado ¿Y los niños? En este, dejan en claro que la reforma educativa está plagada de beneficios para la educación mexicana y los alumnos de este país. Con el trabajo presentado, se mostraron seis necesidades fundamentales para que la educación aspire a ser mejor que como la dejó el peñismo. Este esfuerzo parece destinado a un archivero, ya que en el próximo gobierno tienen listos los cambios legislativos para demoler la reforma.

Y es que Obrador y su equipo ya anunciaron que el futuro de esta propuesta educativa del priísmo será votada por los mexicanos en una consulta ciudadana. Esta ha sido un arma segura para el obradorismo, en donde dejan a la ciudadanía la decisión final de temas delicados entre ambas administraciones. Lo cierto es que entre los debates ha salido sobrando la opinión de los maestros. Los gremios magisteriales o han criticado o simplemente han repudiado todo lo relacionado con el aspecto laboral de la reforma educativa.