Lorenzo Córdova planea recortes en el INE, menos bajarse su sueldo

- Por

El plan de austeridad que propone López Obrador parece ser que no se introducirá solamente en el gobierno mexicano. La intención del tabasqueño es que esta costumbre se implemente en institutos independientes como el INE. Al respecto se ha comentado mucho, ya que tanto el consejero presidente Lorenzo Córdova, como sus principales allegados en el instituto electoral gozan de sueldos arriba de los 180 mil pesos.

Según la orden de Obrador, nadie podrá ganar más que el presidente y varios funcionarios ya están moviendo influencias para mantener sus salarios. Recordemos que el tabasqueño recortó en un 50% su sueldo para el próximo sexenio. Con esta premisa, Lorenzo Córdova ya se ha reunido con su equipo más cercano para introducir medidas de austeridad en el INE, pero procurando mantener intactos sus salarios.

Córdova quiere embonar con el plan de austeridad morenista al disminuir seguros médicos, beneficios, bonos y programas que comúnmente realiza el INE como parte de sus actividades anuales. Con esto se podrían ahorrar algunos millones de pesos desde el instituto electoral que organizó las elecciones en donde el tabasqueño resultó ganador hasta 2024, pero se intenta distraer el tema principal: el recorte a los salarios de los consejeros electorales. Y es que muchos de ellos ganan más de lo que recibirá mensualmente López Obrador.

El salario más alto en el INE es de 212 mil pesos mensuales y pertenece al asesor Emilio Giménez Cacho, uno de los hombres más cercanos a Lorenzo Córdova. Y es que la planeación de presupuesto que el INE habrá de presentar ante el próximo secretario de Hacienda aún no presenta propuestas para reducir la nómina de ningún consejero principal. Al respecto, Córdova dijo que no tenía problema en reducir su salario pero nada de esto ha quedado claro.

Para el primero de diciembre, ningún funcionario podrá ganar más de 108 mil pesos mensuales; es decir, casi 1.3 millones de pesos por año. Con esta cifra como medida nacional, los sueldos de consejeros electorales, burócratas legislativos, miembros del Colegio Nacional, diplomáticos mexicanos repartidos en el mundo y varios políticos de élite en México corren riesgo de verse reducidos drásticamente. Esto, claramente, ha molestado a muchos de los servidores públicos más ricos del país.

Una visita a las oficinas del INE deja ver un panorama de presunta austeridad, en donde no se alcanzan a ver excesos ni dentro ni fuera del edificio ubicado en el viaducto Tlalpan, en la capital del país. Pero esta imagen contrasta al ver los beneficios económicos de sus principales dirigentes. En el caso de Lorenzo Córdova, mensualmente se le pagan cerca de 200 mil pesos al mes y esto se repite con muchos de los trabajadores en su círculo principal.

Para el INE nunca ha sido una opción el recorte a los salarios y están presionando para gastar lo menos posible en áreas de trabajo, servicios e incluso materiales de trabajo, pero la cláusula que toque sus sueldos aún no ha sido escrita.