La PGR promete trabajar por fin en el caso Odebrecht

- Por

A falta de poco menos de seis meses, la procuraduría general de la república (PGR), a cargo de Enrique Peña Nieto, asegura que sí continúa trabajando en casos concretos como el tema de sobornos de la empresa carioca Odebrecht en México. Este tema estuvo detenido, desde la procuraduría, durante varios años y ahora la PGR promete que antes de terminar el sexenio del mexiquense habrá de concentrarse en el caso en donde figura como responsable Emilio Lozoya, quien fuera coordinador de campaña del presidente.

Estas declaraciones surgen después de que Santiago Nieto levantara la mano para convertirse en el fiscal general. Y es que cuando estuvo en la Fepade fue despedido precisamente por reunir evidencia en contra del priísta amigo de Enrique Peña. Su intención de volver al tema es un problema y reto para la PGR, por lo que están pisando el acelerador para ellos resolver o avanzar en el tema. Vaya, que se note que al menos están trabajando en la investigación de Odebrecht en México. 

Alberto Beltrán es el nuevo procurador y a pesar de llevar un año en el puesto, empieza a hablar públicamente de Lozoya y la empresa brasileña hasta hace unas semanas para dar signos de movimiento. El temor es que si Santiago Nieto se convierte en el fiscal general, podrá ir detrás de él por inoperancia. Y es que la PGR tiene datos fuertes en temas como La Estafa Maestra, Odebrecht, entre otros, y parece no querer actuar para dar con los responsables.

Pero no solo eso, después de que mantuviera un clima de inactividad general, la PGR también aseguró que trabajar en la investigación de Ricardo Anaya. El que fuera candidato presidencial conservador acusó a la procuraduría de ser un instrumento político para golpear su candidatura. Ahora, el hombre que figura como encargado de la PGR, Alberto Elías, asegura que sí están trabajando a pesar de no contar con información suficiente.

Durante el sexenio peñista, la PGR dejó pasar evidencias importantes en casos como Ayotzinapa, Ostula, asesinatos de periodistas, entre otros. Pareciera que a pesar de la abundante cantidad de datos para proceder en temas delicados, no quisieron avanzar por motivos internos. En el tema de Odebrecht, el exfiscal Santiago Nieto logró reunir una investigación fuerte y contundente que apuntaba a la investigación y detención de Emilio Lozoya. Cuando avanzaba en su misión, fue despedido.

La cantidad de datos que mantiene la PGR sobre este tema es suficiente para al menos generar una orden de aprehensión en contra del hombre que dirigiera Pemex al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto. Además, siempre han señalado una falta de información nítida para poder generar arrestos de personajes importantes. En el tema de los desvíos de Javier Duarte, una investigación periodística tuvo que sacar a la luz información clave de desvíos que ellos ya conocían.

Ahora, Elías tiene una tarea difícil. En cuestión de semanas, y mientras el presidente está de vacaciones, debe generar la carpeta adecuada para lanzarse a la captura de Emilio Lozoya. Ya es posible acercarse con las esposas al priísta, esto después de la tremenda derrota electoral del PRI. El partido de Peña debe generar grandes logros, en especial en la PGR, para dejar una buena imagen de su capacidad… que fue nula durante el sexenio.