La incompetencia de la PGR: casos polémicos que no ha podido resolver

- Por

Varios han sido los casos de alto impacto en los que Procuraduría General de la República (PGR) ha puesto entredicho su eficacia como dependencia en el actual gobierno.

Mientras que México registra 90 homicidios dolosos al día, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y se coloca como la nación peor evaluada de la OCDE en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017. La PGR continua desde hace casi un año sin un titular: actualmente bajo el mando de un encargado de despacho, Alberto Elías Beltrán.

Siendo Jesús Murillo Karam, Arely Gómez González y Raúl Cervantes Andrade los tres personajes que han encabezado a la PGR durante el actual gobierno. Quienes también han sido señalados por no haber podido esclarecer varios casos como los de Ayotzinapa, Tlatlaya, Odebrecht, entre otros.

Durante el este último mes, la Procuraduría General de la República volvió a ser el centro de atención cuando el pasado 07 de agosto, se dio a conocer que la ex lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo Morales fue declarada inocente de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Gordillo Morales fue detenida en febrero del 2013 señalada por haber lavado mil 978 millones de pesos. Pero fue puesta en libertad debido a que el Tribunal consideró que no existían pruebas que sustentaran las acusaciones presentadas por la PGR.

En otro caso, y tras haberse cumplido un año de plazo que tuvo la PGR para investigar Javier Duarte, el pasado 22 agosto se dio a conocer que dicha dependencia retiró el cargo de delincuencia organizada, lo que le da la posibilidad al ex gobernador de Veracruz, de continuar su juicio en libertad.

La PGR confirmó que el Ministerio Público presentó ante un juez de control la acusación contra Javier Duarte por lavado de dinero y asociación delictuosa. Por lo que ahora en un plazo de 30 a 40 días, la defensa tendrá que contestar a dichos señalamientos, y el juez determinará qué pruebas son válidas, para dar pie a un juicio oral en un nuevo tribunal.

Javier Duarte ha sido señalado por desviar y lavar el origen de por lo menos 400 millones de pesos del erario, mediante una red de empresas fantasmas y prestanombres.

Los casos que marcaron a la PGR

En enero del 2015, cuando la PGR era encabezada por Jesús Murillo Karam, se presentó “la verdad histórica” que concluyó que los 43 jóvenes desparecidos de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa habían sido calcinados en el basurero de Cocula.

Sin embargo, meses después, el Grupo de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH) contradijo las conclusiones del entonces procurador, al demostrar que entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2014 no hubo ningún incendio en el basurero.

Además de que se informó que la PGR aplicó supuestos actos de tortura contra detenidos, por lo que cuatro personas que había sido arrestadas, recibieron una orden de liberación por delincuencia organizada y por secuestro.

Otro caso que también se suscitó en 2014, fue cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detalló sobre un enfrentamiento entre militares y presuntos delincuentes, el 30 de junio en el municipio de Tlatlaya, Estado de México.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Derecho Humano (CNDH) señaló que los militares habrían ejecutado a 15 de las 22 personas muertas durante el enfrentamiento.

A cuatro años de lo vivido en Tlatlaya, el pasado 12 agosto el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) dio detalles sobre una resolución del Juez Decimocuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal, donde se señala que la PGR no realizó una investigación exhaustiva, adecuada y efectiva en el caso.

Asimismo, el 19 de junio del 2016, agentes federales y estatales participaron en el presunto “Operativo Oaxaca” en el municipio de Nochixtlán, donde profesores de la sección 22 de la CNTE fueron desalojados con violencia.

El operativo dejó un saldo de 8 personas muertas por armas de fuego que fueron disparadas por policías, así como 150 personas que resultaron heridas: la organización Código DH acusó a la PGR de omisión y complicidad de política con quienes ordenaron el ataque.

PGR, Cesar Duarte y Odebrecht

César Duarte, quien fue el gobernador de Chihuahua del 2011 al 2017, acumula actualmente 15 órdenes de aprehensión, entre los que se encuentran, por el delito de presunto desvío de mil 200 millones de pesos del erario, y por el desvío de 79 millones de pesos del estado, de los cuales  se benefició el PRI en el 2016.

A pesar de dichos señalamientos, ni la PGR ni la Secretaría de Relaciones Exteriores han emitido una orden de extradición en contra de Duarte, quien actualmente es prófugo de la justicia y vive en Estados Unidos. Además de que la misma Procuraduría determinó no ejercer acción penal en su contra por delitos de desvío de recursos y lavado de dinero.

En cuanto al caso de Odebrecht: Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, ha sido señalado por haber recibido supuesto sobornos por parte de la empresa brasileña, con la perspectiva de que, con posible triunfo del PRI en la elección presidencial del 2012, pudieran adjudicarse obras de Pemex, CFE, SCT y Conagua, con contratos de 2 mil 500 millones de pesos.

Sin embargo, recientemente la PGR se negó a dar información al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) sobre los avances de la investigación del Odebrecht, bajo el argumento de que únicamente la víctima y el imputado podrán tener accesos al expediente del caso.

Con información de, Sin Embargo