Hay Coca-Cola en todas las casas mexicanas gracias a Vicente Fox

- Por

Uno de los refrescos más populares en el mundo tiene en México a sus mejores consumidores. La bebida que naciera como jarabe para curar al estadounidense más pobre es ahora uno de los refrescos más consumidos en el planeta y así es como Coca-Cola se vende prácticamente en todo el mundo y genera ganancias multimillonarias cada día. En México se encuentran en cada refrigerador y este amplio acceso se debe a Vicente Fox.

Desde que se firmó el tratado de Libre Comercia en los noventas, la Coca-Cola se convirtió en un refresco barato y popular en México, pero desde el 2000 la empresa refresquera despuntó hasta el punto de ser más fácil de conseguir que el agua potable en diversas zonas del país. Pero hay algo que une a Fox y esta empresa: el guanajuatense empezó a trabajar en la Coca-Cola México hasta convertirse en el presidente de la marca en el país.

Sin romper el lazo durante su presidencia, Fox abrió las puertas para que el refresco oscuro le pasara por encima a otras bebidas populares en México y se sabe que hizo movimientos empresariales para quitarle poder a Pepsi en el país. Durante su campaña presidencial, el panista aseguró que muchos de los donativos privados que le llegaron venían desde Coca-Cola. Al llegar al poder, empezó a cumplir favores empresariales para beneficiar a la empresa yanqui.

Con permisividad desde el gobierno, la empresa empezó a expandirse a todos los rincones del mapa nacional y poco a poco empezó a imponerse la marca sobre otras bebidas, además de acaparar los refrigeradores de las principales tiendas de servicio en México. Pero eso hoy es común que toda tienda mexicana, no importante qué tan pequeña o lejana sea, tiene al menos un refrigerador lleno de Coca-Cola y sus bebidas derivadas en venta.

Por lo tanto no es difícil ver que este refresco extranjero esté tan anclado a la cultura mexicana. Para millones de mexicanos, unos tacos se acompañan de una Coca-Cola fría e incluso en Chiapas, uno de los estados que más consume este refresco, la bebida se haya introducido hasta sus iglesias. En San Juan de Chamula, Chiapas, es costumbre llevarle Coca-Coca a los santos, ya que se cree que tiene poderes curativos. Además, se trata de un estado con altos índices de diabetes y sobrepeso, derivado del consumo de este refresco.

Con la apertura que Vicente Fox le dio a Coca-Cola también se hizo parcialmente responsable de la epidemia de enfermedades derivadas del consumo excesivo de este tipo de refrescos. México es uno de los países que más problemas de diabetes mellitus y sobrepeso registran en el mundo. Con este problema, el gobierno han generado impuestos a las bebidas azucaradas para evitar su consumo. Si bien esto ha generado ligeros cambios en la métrica de mexicanos con diabetes, aún hay sitios en donde es más sencillo ir por una Coca-Cola a la tienda que acudir a un río lejano por agua bebible.

Datos de Business Insider aseguran que un mexicano consume alrededor de 700 vasos de Coca-Cola al año. Esta cifra es alarmante cuando se ve que en su país de origen, Estados Unidos, se bebe menos de 400 vasos de este refresco al año. Es decir, en México han sido más las acciones para promover el consumo de Coca-Cola que las realizadas para impedir el abuso en el consumo de bebidas con azúcar. Mucho de este se debe a la alianza entre Vicente Fox y el refresco más popular en el mundo.

Con información de Business Insider.