Ernesto Cordero está regalando bonos a funcionarios del Senado

- Por

Parece ser que el plan de austeridad de Morena no necesita del primero de diciembre para entrar en vigor. Los próximos recortes y ahorros en el senado mexicano están provocando ajustes inmediatos y el presidente de la mesa directiva aprovecha las últimas semanas en su puesto para regalar bonos a la alta burocracia. Se trata del expanista Ernesto Cordero.

Con una actitud de apuro, se están otorgando bonos al vapor para al menos 22 funcionarios en la cámara de senadores. Cordero hizo entrega de estos incentivos económicos de cuarenta hasta sesenta días de salario. Todo esto fue expuesto por Martí Batres. El morenista que estará a cargo de la banda mayoritaria durante la próxima legislatura no sólo informó el derroche, exigió que se devuelvan esos bonos.

Y es que en la proyección de salarios y bonos en el senado no se tolerarán este tipo de concesiones. Por eso mismo, Batres alarmó por la autoridad y facilidad con la que Ernesto Cordero destina recursos del senado (todo dinero público) para premiar a funcionarios selectos que trabajaron para él durante su liderazgo en la mesa directiva de la cámara alta.

Para diciembre, ser un senador cambiará drásticamente en México. La labor será la misma, pero la percepción económica y los lujos sufrirán cambios totales. El plan de austeridad entrará de lleno a ambas cámaras legislativas y en el senado estarán vigiladas por Batres. Los recortes serán de 50% a los salarios de cada senador, además del fin de las famosas dietas, los choferes privados, los viajes innecesarios en primera clase, los bonos express (como estos que se conceden), entre otros dispendios clásicos.

Ernesto Cordero ha sido una figura polémica dentro de la política nacional. Durante la campaña presidencial, demandó al candidato de su partido y como resultado se solicitó su expulsión del partido conservador de inmediato. Y es que desde su puesto de poder concedió todo tipo de apoyos al candidato del PRI, Antonio Meade. Como un hombre cercano a los intereses priístas, Cordero abogó para impulsar la agenda del presidente en el senado nacional.

Como un consolidado calderonista, Cordero ha trabajado desde su trinchera para conceder favores políticos a los priístas que votaron para mantenerlo en la presidencia de la mesa directiva y también para someter las intenciones de los hombres cercanos a Ricardo Anaya (y al queretano incluido) para restarles poder en Acción Nacional. A pocos días de terminar su más grande puesto, Cordero beneficia a funcionarios como el secretario general, algunos directores generales, un tesorero y los directores de adquisiciones en el senado.

Martí Batres ha asegurado que este tipo de prácticas retan completamente al plan de austeridad de López Obrador, por lo que ha exigido que esos bonos se regresen. Asegura que no reflejan el nuevo comportamiento económico de la cámara de senadores. “Hay una nueva situación”, aseguró, comentando que ya esperaban esta repentina fiebre por entregar bonos express a funcionarios de la cámara alta.

La excusa para regalar estos bonos millonarios es que los funcionarios premiados tuvieron un “desempeño sobresaliente” haciendo su trabajo. Con una actitud molesta, Batres solicitó que se regresen los estímulos, ya que son más que nada regalos económicos y no prestaciones laborales. “No queremos realizar ninguna persecución contra nadie”, advirtió el coordinador de Morena.