Elba Esther Gordillo queda libre, un juez le retiró todos los cargos

- Por

Después de 5 años y seis meses en prisión, este martes Elba Esther Gordillo Morales, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue declarada inocente de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Su abogado, Marco Antonio del Toro, informó que a las 23:30 horas el Primer Tribunal Unitario en materia penal de la Ciudad de México sobreseyó la causa penal por la que estuvo detenida Gordillo Morales.

El Tribunal consideró que no existen pruebas que sustenten la acusación que presentó la Procuraduría General de la República (PGR) en febrero de 2013 por desvío y lavado de dinero de los recursos del SNTE.

En una conferencia de prensa que dio el abogado en la entrada del edificio de Polanco, donde vive la ex lideresa, del Toro dijo que Elba Esther estará con su familia en los próximos días.

“Debido a la muy larga situación de aislamiento a la que me he visto sometida, me es necesario un plazo para asimilar privadamente las evidentes emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal”, expresó la maestra en una carta que leyó el abogado esta madrugada.

En la misiva también se anuncia que el 20 de agosto dará una conferencia de prensa, coincidiendo así con el inicio del ciclo escolar 2018-2019.

Carta Elba Esther a Medios

Carta Elba Esther a Medios

Elba Esther Gordillo fue detenida el 26 de febrero de ese año, en el Aeropuerto Internacional de Toluca al llegar de San Diego, California. Apenas descendió de la aeronave, elementos de la PGR la detuvieron y trasladaron a la Ciudad de México para leerle los cargos.

La lideresa fue acusada de utilizar el dinero de las cuotas de los maestros en el pago de pilotos privados, compra de artículos de lujo, cirugías estéticas, adquisición de viviendas y obras de arte, así como depósitos a unas cuentas en Suiza y Liechtenstein.

Su detención ocurrió después de que se negara a apoyar la reforma educativa que impulsaba el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

 “Si yo soy la que estorba hagan de mi lo que quieran,  pero contra los maestros no, definitivamente no, y los únicos que van a decir si me voy o me quedo son los del Consejo y el SNTE”, dijo en una conferencia de prensa en diciembre de 2012, dos meses antes de su detención.

Elba Esther estuvo detenida cinco años, de los cuales pasó cuatro años y 10 meses en el penal de Tepepan; en diciembre del año pasado, sus abogados lograron la prisión domiciliaria para la ex lideresa, por lo que pudo trasladarse a su departamento en Polanco.

Sin embargo, semanas después de que llegara a su departamento, la PGR limitó sus comunicaciones y las visitas, asegurando que la lideresa podía desestabilizar la paz y la seguridad del Estado Mexicano.

Finalmente, cinco años y medio después de su detención, Elba Esther fue absuelta de los cargos que le imputó el gobierno de Peña Nieto, justo cuatro meses antes de que termine esta administración.