El Partido Verde anuncia que el PRI ya no controlará sus decisiones

- Por

Uno de las fuerzas políticas con más impacto en la memoria popular es el partido Verde Ecologista de México (PVEM). El grupo que se identificara con un tucán salió fue creado con la intención de ayudar a la fauna, flora y todo el tema ambiental en el país. Para lograrlo, se colgaron de partidos como Acción Nacional y el PRI durante décadas.

Cuando el panismo se debilitó, se adhirieron por completo al priísmo y ahora que el partido tricolor quedó reducido a una pulpa, ya quieren moverse de forma independiente. El Verde Ecologista ya no quiere que se le relacione con el PRI, después de un sexenio peñista lleno de acusaciones de corrupción, desvío de recursos y abuso de poder. Su titular, Arturo Escobar, anunció que la poca representación del Verde ya no estará al servicio de ningún partido.

Y es que en las últimas legislaturas, todos los votos de este partido estaban controlados por el PRI. También en su momento, con la victoria de Vicente Fox en el año 2000, el Verde votaba en bloque según los deseos del panismo. Como independientes, los verdes aseguran trabajar por primera vez sin intereses de otros grupos. Este sábado habrán de estrenar opinión propia con la llegada de la 64 legislatura al congreso mexicano. Por lo que prometen defender a los mexicanos y reorganizar su agenda con los temas ecológicos.

En una revisión de sus últimas decisiones políticas, el partido Verde incluso llegó a impulsar iniciativas que atentaban contra la flora y fauna mexicana. Un ejemplo claro fue la Ley de Biodiversidad que impulsó Ninfa Salinas. Con esta tendencia, los diputados del Verde aprobaron las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto con un voto totalmente a favor de los intereses de la mayoría priísta. Ahora, quieren alejarme lo más posible del partido presidencial. Pero lo harán con apenas 16 diputados y siete senadores.

“El día de mañana inicia una nueva etapa donde van a ver a un partido Verde mucho más independiente o absolutamente independiente; un partido que no apoyará propuestas, iniciativas, adiciones o reformas, sin antes entender que cada asunto se verá en lo particular”, comentó Escobar, dejando en claro que pocas veces este bloque ha tenido la oportunidad de votar en libertad. Debemos aclarar que Escobar será coordinador de la bancada verde una vez más en la cámara de diputados.

Esta búsqueda de pureza no disminuye las acusaciones en contra del partido del tucán. Durante décadas, este grupo político ha beneficiado a la familia González, sus fundadores. Desde la creación del partido, esta familia no solamente ha insertado a sus protagonistas en puestos importantes, también ha incrementado su fortuna a costa de las cuotas a la militancia y los presupuestos que reciben año con año como fuerza política. Además, el Verde es el partido que siempre termina pagando multas por delitos electorales o propaganda electoral en tiempos de veda.

Para entender su papel en la política nacional tenemos que ver las propuestas que ha impulsado masivamente el PRI. En temas polémicos como el alza a los impuestos, el alza a los precios de la gasolina, el IVA fronterizo, la privatización del petróleo, el partido ecologista ha votado a favor, bajo órdenes expresas del partido de Enrique Peña. Por eso es que durante este sexenio se conocía al PVEM como el miniPRI.

A pesar de venderse ahora como partido independiente, sobre el partido Verde quedan escándalos como las propiedades de la familia González en Texas, Estados Unidos. Además de la acumulación de candidaturas plurinominales para Jorge Emilio González, el famoso “niño verde”. Si bien aún no han declarado si permanecerán independientes en las próximas elecciones, la tendencia de los “ecologistas” dicta que se habrán de unir al partido con más poder.