Detectan otro potencial desvío de 1,879 millones en las finanzas de Sinaloa

- Por

Gracias a una exhaustiva revisión de las auditorías correspondientes a la Cuenta Pública 2016, se ha podido identificar otro potencial desvío de recursos, esta vez en el estado de Sinaloa, también a través de su Secretaría de Administración y Finanzas, en titularidad de Armando Villareal Ibarra, durante el periodo 2011-2016.

Este desvío sería el sexto más grande que ha identificado la iniciativa Fuiste Tú, del portal Animal Político, que pretende revisar a fondo este tipo de casos de corrupción, a través de una revisión detallada de las auditorías individuales que entrega la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Fueron en total 3,899 millones de pesos los que auditó la ASF a Sinaloa, 48 por ciento de los cuales (1,879 millones de pesos) no está comprobado y fue posiblemente desviado. Los fondos, también, provienen de las Participaciones Federales a Entidades Federativas (PFEF), que le otorga la Federación a los estados para inyectar a sus diferentes áreas de oportunidad.

En el caso de Sinaloa, estas PFEF provenían por concepto de la venta final de gasolina y diésel, y por la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) fuera de los plazos que marca la ley fiscal; en total, fueron cinco irregularidades las detectadas en el ejercicio de los recursos.

Primera: un daño probable al erario público por 1,698 millones 985 mil 650 pesos, por pagos no realizados a contribuyentes del estado, por concepto de deducciones. El reporte de AP subraya que la aplicación de esas deducciones tampoco fue justificada.

Segunda: el desvío de 162 millones 887 mil 250 pesos de este mismo fondo; la transferencia de este monto no estuvo justificada ni acreditada.

Tercera: otro probable desvío de 16 millones 399 mil 15 pesos, que corresponden a la recaudación del 100% del ISR de junio, noviembre y diciembre de 2016.

Cuarta: la retención de 1 millón 85 mil 711 pesos de recursos federales provenientes de la Secretaría de Hacienda, que debieron repartirse a los municipios de Sinaloa.

Y la última: la ASF logró determinar que Hacienda entregó a municipios sinaloenses 60 millones 892 mil pesos, por concepto de la recaudación de ISR fuera de los plazos que marca la Ley de Coordinación Fiscal, no obstante, el gobierno del estado retuvo a los municipios el pago de sus rendimientos financieros, mismos que equivalen a 366 mil 14 pesos.

Según el informe, además de estas irregularidades, la ASF detectó varias otras inconsistencias en el manejo de recursos federales: falta de transparencia y mecanismos opacos y criterios a modo en la distribución y liquidación de los mismos.

Animal Político, por otro lado, subraya que los 1,879 millones posiblemente desviados, hubieran podido servir para “duplicar el dinero que SAGARPA y el gobierno de Sinaloa otorga en apoyos e incentivos a los productores agrícolas sinaloenses, que asciende a 800 millones de pesos”, o hubieran podido invertirse también en incrementar la plantilla de policías de 9 a 15 uniformados por cada mil familias del estado.

El principal responsable por el presunto desvío es el ex secretario de Finanzas de Sinaloa, Armando Villareal Ibarra, que fungió como tal desde 2011 a 2016; su cercanía con el ex gobernador de esta entidad, Mario López Valdez, pudo posibilitar el desvío de los recursos.

Además, a Villareal Ibarra, en 2017, se le deshabilitó por 7 años para ocupar cargos públicos, por retener las aportaciones que los trabajadores del estado hicieron al Instituto de Pensiones de Sinaloa, en 2012. Villareal Ibarra habría dejado de enviar ese dinero a la institución para ocuparlo en rubros no conocidos.

El día de ayer, se reportó que, en Nuevo León, también desde la Secretaría de Finanzas, se desviaron 5,800 millones de pesos provenientes también de las Participaciones Federales a Entidades Federativas.