AMLO no pudo decidir el futuro del nuevo aeropuerto y ahora lo tendrás que hacer tú

- Por

Lo que parecía ser un proyecto más de la administración de Enrique Peña derivó en una polémica nacional. Después de argumentar que existe una urgencia para que México contara con un aeropuerto de talla internacional, el mexiquense anunció como la gran obra de su gobierno al nuevo aeropuerto capitalino.

Lejos de ser increíblemente costoso, estaba ubicada en el valle de Texcoco, precisamente en donde estuviera uno de los lagos más importantes del México antiguo. Uno de los principales críticos de este proyecto era nada menos que López Obrador, uno de los grandes críticos del gobierno peñista. Ahora, como presidente, el tabasqueño no ha querido imponer su promesa de campaña de cancelar completamente el nuevo aeropuerto.

Desde que ganara de forma contundente el primero de julio, Obrador no ha vuelto a prometer que el megaproyecto será cancelado de forma tajante. Incluso desde los últimos debates presidenciales ya empezaba a dejar ver su indecisión con el tema. Incluso evitaba declarar al respecto y sorteaba las preguntas con la premisa de una consulta ciudadana. ¿Estarán los mexicanos enterados y capacitados para definir qué pasaría con el proyecto más grande y costoso del país? Para Obrador, lo están.

Morena anunció este viernes que el nuevo aeropuerto y su avance o cancelación definitiva no serán decididos por el futuro gobernante de izquierda. Dentro del equipo de AMLO estuvieron durante semanas aplazando una declaración definitiva. Se anunciaba un señalamiento al respecto el miércoles y ese día se comentaba que mejor para el viernes. Ese viernes se tomó una decisión tajante sobre el futuro del proyecto: lo decidirás tú, yo y todos los mexicanos que tengan ganas de ir a votar a una consulta popular.

Obrador lanzó todo un discurso pausado y tajante sobre el poder que tendrá el pueblo en su gobierno. Todo esto como una forma de excusa para asegurar que ni él ni su equipo lograron dar una respuesta definitiva sobre el futuro del nuevo aeropuerto capitalino. Desde el primero de diciembre, el tabasqueño ha dejado claro que la clase política le deberá todo a los mexicanos y ellos habrán de tomar la última palabra. De cancelarse el proyecto en Texcoco, las pérdidas rondarían los 100 mil millones de pesos.

Lo cierto es que el nuevo aeropuerto ya presenta un 30% de avances y ya hemos informado que su construcción presenta una amenaza para la flora y fauna local, también para los habitantes. Por otro lado, Obrador aseguró que la votación popular no tendría como opciones un si y un no al proyecto. Se hará de esta forma. Irás a la casilla especial de consulta popular y en la papeleta habrá dos opciones:

1) El nuevo aeropuerto se seguirá construyendo en Texcoco

2) El nuevo aeropuerto se construirá en la base aérea de Santa Lucía

Esta última opción es la que el futuro presidente quiere que triunfe. Ya desde hace meses, Obrador y su equipo más cercano aseguraban que en Santa Lucía se podía realizar este trabajo a costos mucho menores y con menos impacto ambiental. Lo cierto es que ambas propuestas tienen estudios a favor y en contra. Pero en la consulta popular no entra la opción de simplemente no continuar con el proyecto en ningún sitio o alguna tercera opción.