Aeroméxico enfrentará demanda por accidente en Durango

- Por

Néstor Martínez, mexicano radicado en Estados Unidos será el responsable de que la aerolínea mexicana, Aeroméxico enfrente a la justicia por el accidente de avión ocurrido el pasado martes en Durango.
El afectado hizo pública su demanda este viernes ante la corte del condado de Cook en Chicago, Estados Unidos, donde radica actualmente, aludiendo que el accidente se propició debido a la negligencia de la empresa.

De acuerdo con Martínez, el vuelo 2431 con destino a la Ciudad de México, despegó del aeropuerto Guadalupe Victoria en Durango, en medio de una fuerte tormenta con granizo, sin verificar las condiciones de seguridad necesarias.

Minutos después, el avión que transportaba 103 pasajeros y cuatro tripulantes, se desplomó, cayendo a tierra y partiéndose a la mitad, mientras comenzó a incendiarse. Pese a ello, ningún pasajero murió, originándose lo que medios locales llamaron como “el milagro de Durango”.

Se puede despegar con mal tiempo, pero hay que hacerlo con las condiciones apropiadas y en este aspecto centramos la demanda”, explicó Thomas A. Demetrio, abogado del pasajero, quien precisó que su cliente solicita una compensación económica.

Diversos testimonios y videos difundidos en redes sociales dan cuenta de que el mal tiempo y los fuertes vientos provocaron la caída del avión; sin embargo, pese a la gravedad, la mayoría de los pasajeros salieron por su propio pie.

El abogado comentó que desde el accidente su cliente ha padecido fuertes dolores de cabeza, debido a un fuerte golpe que recibió; además de tener desgarres en los músculos del cuello y de los hombros, así como una herida en la pierna derecha.

Este motivo se suma a la presunta negligencia denunciada por Martínez y de la cual podrían haber sido víctimas otros 17 pasajeros que continúan hospitalizados más el piloto, quien por su delicado estado de salud tuvo que ser trasladado a la Ciudad de México.

Accidente causa daños y perjuicios

La cultura de las demandas no es muy usual en México; sin embargo, el profesor Martínez puso el ejemplo a sus compañeros de viaje al exigir a la aerolínea una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Un daño implica la pérdida o menoscabo sufrido en el patrimonio, por falta de cumplimiento de una obligación, como en este caso de la aerolínea por brindar seguridad y comodidad a sus pasajeros. Mientras que el perjuicio procede cuando existe un daño en el patrimonio del afectado, ya sea en sus pertenencias o en su propia persona.

En este caso la imprudencia, impericia y negligencia resultan agravantes para este delito, el cual debe resarcirse mediante el pago de gastos médicos y hospitalarios, daños a la propiedad, costos legales y daño moral.

Si una víctima desea exigirle a la aerolínea el pago de una indemnización, el primer paso es acercarse a la Procuraduría General del Consumidor (Profeco), quien mediante la plataforma Concilianet, podrá iniciar el proceso.

Aeroméxico, una empresa sin polémicas

A diferencia de otras aerolíneas mexicanas, Aeroméxico no cuenta con un historial polémico de accidentes o demandas, a diferencia de otras firmas mexicanas, algunas de las cuales son investigadas incluso en el extranjero.

Cabe mencionar que, de enero a junio de 2018, Grupo Aeroméxico movilizó a 10 millones 680 mil pasajeros, lo que representa un incremento de 7.5% en comparación con el mismo periodo en 2017, lo que estuvo impulsado por el tráfico a nivel internacional.

Fundada en 1972, la aerolínea mexicana posee 72 aeronaves que viajan desde distintas sedes en México hacia Estados Unidos, Canadá, el Caribe, Centro y Sudamérica, Europa y Asia, así como también es miembro fundador de la alianza Skyteam.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), continúa investigando y no ha informado aún respecto a las posibles causas del accidente; aunque ya cuenta con las memorias no volátiles de la aeronave, así como las cajas negras, las cuales serán procesadas para la extracción de la información.