Ricardo Anaya le dio 700 mil pesos a una empresa fantasma durante su campaña

- Por

Se acabaron las elecciones presidenciales para Ricardo Anaya. El queretano quedó en segundo lugar nacional después de una candidatura llena de acusaciones que debilitaron su imagen. La PGR inició investigaciones por presunto lavado de dinero hace unos meses y ahora surge un contrato que puede mantenerlo en la mira de las autoridades. En los reportes de gastos de campaña, Anaya contrató los servicios de Servicios Publicitarios Graicy S.A. de C.V. por un monto de 700 mil pesos.

Esta empresa está sumida en el escándalo después de que el medio digital Animal Político informara sobre una red de contratos entre la asamblea legislativa de la Ciudad de México y un puñado de empresas fantasma que recibieron millones de pesos a pesar de no tener personal, domicilio, productos ni infraestructura. Entre las empresas fantasma se encuentra Servicios Publicitarios Graicy S.A. de C.V. que elaboró desde cursos de cinematografía, tortilleros, tazas y hasta perfiles sociopolíticos, todos con un valor total de hasta 24 millones de pesos.

Durante nuestras revisiones a los documentos que entregaron los candidatos presidenciales al INE para fiscalización, encontramos que Ricardo Anaya contrató a esta misma empresa bajo el concepto de “gastos de servicios generales” por 603 mil pesos más IVA, es decir, 700,002 pesos. El contrato se firmó el lunes 18 de junio del 2018, justo el día que la prensa reportaba la entrega de tarjetas con promesas de 1,500 pesos por parte del Frente por México y también justo el día en que Animal Político demostró que Servicios Generales Graicy era, una empresa fantasma.

Derivado del concepto “gastos de servicios generales”, no queda claro saber en qué se usaron esos 700 mil pesos entregados a esta empresa fantasma. Lo cierto es que este concepto se repite en varios de los contratos que firmó la campaña de Anaya con otras empresas. En el reportaje de Animal Político, la empresa Servicios Publicitarios Graicy S.A. de C.V. no solamente no se encontraba en el domicilio en donde aseguraba en los contratos con la asamblea capitalina, tampoco tenía infraestructura al momento de encontrar el nuevo local.

Dentro de la empresa que recibió 700 mil pesos por parte de Ricardo Anaya solamente se encontraba un escritorio con una persona que no dio más información que un correo de la representante legal de la empresa María Luisa Pérez Reséndiz, reporta Animal Político. Esta persona ha firmado todos los contratos con la asamblea legislativa de la Ciudad de México, en donde se ha puesto en duda la actuación de perredistas importantes como Guillermo Sánchez y Leonel Luna, este último es uno de los acusados por derrochar millones de pesos para la reconstrucción de la capital después del sismo en regalos para el día de las madres.

Volviendo al tema de la campaña del panista, Anaya no solamente firmó un contrato con una empresa fantasma precisamente el día en que salió a la luz información sobre la falsedad de Servicios Publicitarios Graicy S.A. de C.V., también reportamos hace unos meses que le concedió un millón de pesos a la encuestadora Massive Caller previo al segundo debate presidencial. Como resultado, esta casa encuestadora posicionó al queretano en mejores números que las del resto de encuestas nacionales.

Con este nuevo contrato con una empresa fantasma, la campaña de Ricardo Anaya tendrá que explicar porqué es que otorgaron dinero público a una empresa sin infraestructura, personal ni capacidad para operar. Sin embargo, la empresa Graicy se encuentra dentro del padrón de proveedores y contratistas de la Corporación Mexicana de Impresión S.A. de C.V., en donde figura el RFC de SPG1409049R5, con la representación legal de María Luisa Pérez Reséndiz. En este mismo documento del 2016, la empresa no figura dentro del directorio de proveedores y contratistas sancionados de la Ciudad de México.