Peña Nieto está entregando contratos millonarios a empresas aliadas antes de irse

- Por

Parece ser que el último semestre del gobierno priísta estará compuesto de acuerdos finales para sus amigos en la industria. Enrique Peña aprovechó el día de las elecciones presidenciales para darle un enorme contrato de 24 mil millones de pesos a varias empresas aliadas a través de la secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Ahí está a la cabeza su también amigo Gerardo Ruíz Esparza, acusado de corrupción durante su cargo.

Los acuerdos económicos le garantizan dinero público por diez años a los empresarios Ramiro Garza Cantú, Jorge Melgarejo Haddad, a Víctor Ensástegui y Feliciano Calzada Padrón. Todos habrán de generar prestar servicios para tramos carreteros en varios estados del país, a través de sus empresas. El acuerdo entre el PRI y estos empresarios funciona como un último ajuste para colocar dinero disponible en sus maletines.

Ese mismo domingo primero de julio, más de 30 millones de mexicanos castigaron al priísmo nacional en las urnas con la peor derrota electoral en su historia, derivado de sus enormes prácticas de corrupción. Además, colocaron a la izquierda en la presidencia. López Obrador, como próximo presidente de México, ha señalado que se revisarán los contratos activos para evitar prácticas de abuso de poder. Por lo tanto, Peña tiene seis meses para ajustar acuerdos económicos con sus amigos empresarios.

Una de las empresas beneficiadas es la constructora Omega (Jorge Melgarejo), que recibirá 5,300 millones de pesos durante la próxima década. Esto como parte de una serie de contratos que han favorecido a la empresa desde que el mexiquense llegara al poder. Desde entonces, Omega ha recibido cerca de 22 mil millones de pesos en menos de seis años y son una de las empresas favoritas en la construcción del nuevo aeropuerto capitalino. Según el diario Proceso, la empresa de Melgarejo es una de las aliadas del PRI y “se especializa en construcción de infraestructura, además de ser concesionaria de carreteras y franquicias gasolineras”.

https://twitter.com/SCT_mx/status/1021168010168492032

Con esto queda claro que Enrique Peña aún está pagando favores a sus amigos empresarios más cercanos. En un sexenio plagado de abusos, desvíos de fondos y corrupción desmedida, parece ser que el priísta habrá de abandonar su mandato dejando miles de millones de pesos en manos de un selecto grupo de familias poderosas en México. Incluso hace unas semanas solicitó 10 mil millones de pesos más, a pesar de la tremenda deuda que tiene el país y que heredará el tabasqueño en diciembre.

Las otras empresas beneficiadas con estos contratos de 24 mil millones a través de la SCT son Calzada Construcciones, Gami Ingeniería y Dragados del Sureste. Todas ellas son lideradas por empresarios que han incrementado sus fortunas durante el sexenio peñista y que disfrutarán de dinero proveniente de su gobierno incluso años después de que el mexiquense abandone el poder.

Además, este listado de empresas mexicanas también han sido beneficiadas con contratos millonarios a futuro en la construcción permanente del nuevo aeropuerto capitalino. Recordemos que fue el sector empresarial el que enfureció de inmediato después de que López Obrador asegurara que habría de detener la construcción de esta obra.

Con información de Proceso.