Los grandes perdedores con el plan de austeridad de AMLO

- Por

Una investigación realizada por el portal VICE reveló algunos nombres de aseguradoras, contratistas e incluso medios de comunicación que se verán afectados por los recortes al presupuesto, debido al plan de austeridad de AMLO. Estos son los grandes perdedores.

De acuerdo con la publicación, no solamente los trabajadores de confianza tienen la incertidumbre de continuar en sus labores durante la próxima administración, también los contratistas, proveedores, asesores y demás personajes en cuya lista figura como cliente el gobierno mexicano.

Los más afectados en este sentido serán los altos burócratas, quienes verán mermada su relación con aseguradoras como MetLife, mediante la eliminación del Seguro de Separación Individualizada, cuyo costo durante 2017 alcanzó los 4 mil 611 millones de pesos.

Otra empresa cuya relación con el gobierno se podría modificar es GNP, encargada de los seguros de gastos médicos para funcionarios que cotizan en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pues entre 2014 y 2016 la firma facturó 2 mil 200 millones de pesos por concepto del aseguramiento para 321 mil empleados gubernamentales.

Según datos de VICE, la compañía dirigida por Alberto Baillères González ha recibido más de 22 mil 981 millones de pesos en contratos públicos, de parte de dependencias como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En lo que respecta al rubro de viajes, en el cual de acuerdo con datos de ContratoBook desde 2002, el gobierno ha gastado más de 5 mil millones de pesos, 337 millones ejercidos durante 2017 en boletos de avión. Entre las aerolíneas beneficiadas se encuentran: Volaris, Interjet e incluso la extinta Mexicana de Aviación.

Respecto al tema del recorte en publicidad oficial, un estudio realizado por “Fundar” y la organización “Artículo 19” con datos de la Secretaría de la Función Pública (SFP), reveló que entre los medios de comunicación que podrían dejar de recibir ingresos por publicidad del gobierno figuran: Televisa, TV Azteca, Imagen Televisión, Radio Fórmula, Radio Centro, MVS, Excélsior, La Jornada, Milenio Diario, El Universal, Diario Reforma/El Norte y El Financiero.

Asimismo, otro sector que reducirá la próxima administración es el de los asesores, integrado por personajes de diversa índole que acompañan a los secretarios de las dependencias federales en sus funciones, rubro que durante el gobierno de Peña Nieto ha costado 249 millones de pesos.

Más recortes

A los recortes se suman a otras acciones que ha venido anunciando el gobierno de López Obrador en días pasados, como la reducción del 50% al financiamiento público hacia partidos políticos, así como la suspensión de fueros y privilegios para funcionarios de alto rango, quienes al contrario estarían obligados por ley a presentar al inicio del próximo sexenio su declaración patrimonial y hacer pública su lista de bienes .

Otros de los privilegios que echará por tierra la nueva política de austeridad, es la tradicional compra de vehículos de lujo nuevos que se realizó durante varios sexenios pasados, como una costumbre que el nuevo Jefe del Ejecutivo tenía para agradar a su equipo de trabajo, sobre todo funcionarios de alto rango.

Asimismo, otros rubros que están destinados a desaparecer es el pago por guardaespaldas, servicio del cual gozaban todos los secretarios, subsecretarios y algunos directores, quienes incluso cuentan con protección de militar o de la policía federal.  De esta forma, se quedarían con el servicio sólo los encargados del área de seguridad.

También, según lo anunciado, se pretende reducir el presupuesto para gastos de representación, protocolos para el presidente y su familia, gasto en ropa, ceremonias, fiestas, comidas lujosas; de tal forma que ningún funcionario podrá recibir obsequios que cuesten más de 5 mil pesos.

Salarios castigados

Según cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el salario de los altos funcionarios en México representa 13 veces la remuneración por el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de los mexicanos; en contraste con el promedio de otros países miembros donde es de seis y de Estados Unidos, donde alcanza cuatro veces la magnitud de su PIB.

Tales cifras confirman que la alta burocracia mexicana es la segunda mejor pagada de América Latina, sólo después de Colombia, como reveló el análisis “Gobierno de un vistazo 2017” publicado por la OCDE en 2016, mismo que es contraste en cuanto al ingreso promedio de un mexicano, el cual según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) es de aproximadamente 5 mil 400 pesos mensuales.

Es por ello que el plan de austeridad también toma en cuenta esta desigualdad, ya que partir de la próxima administración se reducirá 50% el salario de los funcionarios que ganen más de un millón de pesos al mes. De esta forma, ningún otro servidor público en el país tendrá un salario mayor al de López Obrador, el cual podría oscilar entre los 108 mil pesos mensuales.

Lee la investigación completa en VICE.