Irregularidades que ponen bajo sospecha la elección el Puebla

- Por

A pesar de que en la pasada elección para gobernador en Puebla se denunciaron varias irregularidades, como el rebase del cómputo del 100% de las casillas, el robo de votos y módulos que registraron cero votos, para el Secretariado Ejecutivo del Instituto Estatal Electoral (IEE) del estado, se debe a “errores humanos”.

Después de que la población del Puebla salió a emitir su voto y de que el órgano electoral diera a conocer los resultados de los cómputos distritales, se pudieron observar varias irregularidades, como el hecho de que 24 casillas superaron el 100% del número de votantes inscritos a la lista nominal.

Aunado a que también 79 casillas registraron cero votos, así como 69 más que fueron robadas por sujetos armados, lo que significa, que 148 casillas no se contabilizaron.

Ante esto, Julián Corona Cabañas, titular del IEE, declaró que en el caso de las 24 casillas contabilizadas que superaron el 100% de los votos de la lista nominal, es el resultado de un “error humano” a la hora del registro de la base de datos, asegurando que no afecta el resultado de la elección para gobernador.

Sin embargo, existen casos como en la casilla 1925 contigua 4, que fue instalada en la calle 3 oriente del municipio de Tecamachalco, donde según datos del IEE, se encuentran registradas 717 personas que pueden votar.

Pero donde la candidata del PAN, Martha Erika Alonso, sumó 979 votos que le dieron el triunfo. Mismo, que  da cuenta que en dicho lugar se contabilizaron un total de los 1368 votos, es decir, que la cifra representó el 191% con respecto a numero de población inscrita en la lista nominal.

Además de que en la noche del 01 de julio en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), los funcionarios de casilla contabilizaron la votación de las 484 personas; una tercera parte de las que aparecen en el computo distrital.

Mientras que en la casilla 338 contigua 3, que se fue instalada en el municipio de Cuautlancingo, donde Enrique Doger Guerrero, candidato del PRI ganó, pero a pesar de que en el acta los funcionarios dieron cuenta del sufragio de 400 personas, de las 649 que aparecen en la lista nominal.

El cómputo final registró 1308 votos, es decir una diferencia de 908 votos, lo que quiere decir que superó el 201% del sufragio.

Situaciones que de acuerdo con Arturo Erdély Ruiz, doctor en matemáticas y académico del UNAM, quien hizo un análisis sobre la elección estatal, estimó que el numero de personas en las listas nominales de las casillas robadas y las que reportaron en cero, más el promedio de participación, hay poco más de 61 mil votos que faltan.

Aunado a que también existieron datos que no se capturaron en el sistema, pero que fueron registrados en los cómputos distritales finales y que los mismos partidos registraron en sus propias actas.

Aunque el análisis realizado por el académico de la UNAM, no representa “una prueba rotunda”, aseguró que los poco más de 61 mil votos que faltaron por contabilizar, representa la mitad de los sufragios que hubo de diferencia entre el primero y segundo lugar, además de que tampoco se puede descartar una posible intervención en la contienda, ya que consideró que “hay elementos estadísticos que permiten la sospecha”

Con información de Animal Político