El único gobernador de Movimiento Ciudadano quiere unirse a AMLO

- Por

Uno de los partidos que más popularidad está convocando es Movimiento Ciudadano. Para las elecciones nacionales se unieron a la poco afortunada alianza entre el PAN y el PRD, pero en Jalisco decidieron lanzar en solitario a Enrique Alfaro. El hombre logró algo histórico: la primer gubernatura del partido naranja.

Ahora, el hombre de Movimiento Ciudadano ha decidido desvincularse de todo lazo con el partido de centro-izquierda. Las razones de su victoria son complejas. En principio, solicitó a los jaliscienses realizar un voto cruzado que lo colocara a él en la gubernatura y a López Obrador en la presidencia. Este acto de atrevimiento fue criticado por el panismo, el perredismo e incluso su partido.

Con un 39% de los votos, Alfaro logró quitar a los partidos tradicionales del poder jalisciense. Después de él quedó Morena, seguidos del PAN y el PRI. La victoria le dio ánimos a Movimiento Ciudadano y ahora el gobernador electo ha anunciado que dejará la política después del “mejor gobierno en la historia del estado”, dijo. También cortó todo lazo con el partido naranja. Las declaraciones de Alfaro preocuparon y para sorpresa de todos, aseguró que ha buscado contacto con el presidente electo, López Obrador.

La relación entre los dos políticos ha sido tensa. El tabasqueño criticó las intenciones políticas de Alfaro y este también atacó a Obrador durante su búsqueda por la presidencia en el 2012, en donde perdió en contra de Peña Nieto. Ahora, el único gobernador de Movimiento Ciudadano asegura que espera comunicación con López Obrador para adherirse a su proyecto de nación.

El acto es un quiebre total con Movimiento Ciudadano, un partido que siempre apoyó las intenciones presidenciales de López Obrador, menos en el tercer intento que le dio el triunfo hasta 2024. Abanderando al panista Ricardo Anaya, los del partido naranja criticaron las propuestas de izquierda del tabasqueño para impulsar una agenda conservadora. Dante Delgado se veía como secretario de gobierno de Anaya en un triunfo contundente que terminó en un débil segundo sitio en la presidencial.

Alfaro criticó esa alianza con el PRD y el PAN. Y es que estos dos partidos son totalmente opuestos en sus agendas de gobierno. Mientras unos son provida, los otros permitieron la legalización del aborto en la capital mexicana. Este tipo de contradicciones fue criticada totalmente por Enrique Alfaro y su triunfo le dio la libertad de deslindarse del partido de inmediato. Dante Delgado le cedió todo el apoyo a Alfaro y celebró su triunfo. Ante la separación de este último con el partido, el líder de Movimiento Ciudadano no ha emitido declaraciones.

López Obrador no ha comentado nada al respecto, pero Alfaro asegura que ya ha mantenido contacto con su próxima secretaria de gobierno, Olga Sánchez. El acercamiento le conviene a Morena, que ya ganó los gobiernos de Ciudad de México, Tabasco, Veracruz, Morelos y un control mayor en Jalisco le caería bastante bien. Con un gobernador a modo, las intenciones del tabasqueño en uno de los estados más importantes del país será mayor.

Alfaro dejó en claro que este será su último cargo y prometió abandonar la política después de su gobierno. “Acabo de enfrentar la última elección de mi vida. No voy a buscar ningún cargo de elección popular después de ser gobernador de Jalisco, y eso no es una anuncio electoral, es un anuncio de gobierno”, dijo, dejando en claro su hartazgo general con el partido y metiendo en aprietos al partido de Dante Delgado.