El INE promete que no habrá fraude electoral el día de hoy

- Por

El hombre que habrá de salir hoy a anunciar al próximo presidente de México está preocupado. Quieren dejar en claro que su instituto electoral y su programa de resultados preliminares son confiables y que no permitirán un nuevo fraude electoral que imponga a un candidato que no haya sido elegido por los más de 88 millones de votantes mexicanos.

Lorenzo Córdova tiene en este domingo uno de los días más difíciles de su vida. En él recae toda la responsabilidad de lo que pase después de las once de la noche. Para lograr un clima de tranquilidad en la elección más violenta en la historia del país, Córdova promete legalidad en los resultados y solicita paciencia a la ciudadanía. Esta consciente de que todos querrán ver ganador a su candidato ideal, pero los resultados oficiales solo los tienen ellos… y tienen todo bajo control, asegura.

Para este domingo, por todo el mapa nacional se elegirán más de 3 mil cargos. Los partidos Morena, PAN y PRI se encuentran peleando tanto la presidencia como los controles de ambas cámaras legislativas. También están en juego nueve gobiernos estatales, entre ellos la capital del país y territorios clave como Veracruz, Jalisco y Morelos. Para muchos de estos mexicanos que habrán de elegir, el INE no es la institución más confiable en el país. 

Esto lo sabe Córdova y compañía, que han realizado entrevistas y declaraciones durante las últimas semanas con la intención de dejar en claro que esta edición electoral está bien blindada y que no habrá posibilidad de un fraude electoral como ha ocurrido en el pasado. A las once de la noche del día de hoy se espera que Lorenzo aparezca a nivel nacional anunciando al ganador de la presidencia 2018-2024. Después de su anuncio, los partidos políticos podrían escandalizarse o permanecer tranquilos.

La elección 2018 ha sido todo menos tranquila. Hasta ayer, se habían asesinado a más de 130 candidatos a algún cargo público. Además, los robos de boletas electorales se dispararon y la compra de votos continuó de manera tradicional en zonas calientes como el Estado de México, la Ciudad de México y Veracruz. Para calmar las aguas, Córdova declaró que estamos ante los comicios más plurales de la historia, en donde ya no se rige todo según el humor de un solo partido.

“Los votos se emiten con libertad”, dijo, intentado dar las últimas señales de calma antes de la agitada noche de este domingo. Se dice tranquilo, ya que serán los ciudadanos y no funcionarios públicos los que cuenten los votos de los mexicanos. No hay espacio para realizar fraudes, promete, ya que desconfiar del INE es desconfiar de la ciudadanía mexicana que hoy trabaja para sacar adelante la elección.

«EL INE pone la mesa para que la causa de la democracia recorra todo el país sólo falta que los actores políticos, candidatas, candidatos y organizaciones de la sociedad estén a la altura de este desafío democrático», dijo Córdova. Su intención es doble, no solamente calmar a los ciudadanos, también el de poner límites a los partidos políticos para que respeten los resultados nacionales.

Como sabemos, al cierre de las casillas los candidatos asegurarán que tienen resultados internos que les dan la victoria. Todos alzan las manos y festejan hasta que el INE muestra los resultados preliminares. Es aquí en donde Córdova solicita inteligencia a los ciudadanos, pide no creerle a ningún candidato que se declare ganador antes del conteo de las actas.