Así será el nuevo proyecto anticorrupción y de austeridad de AMLO

- Por

Andrés Manuel López Obrador informó que ya está en preparación el proyecto para el plan Anticorrupción. Durante su campaña aseguró que combatir la corrupción sería uno de los temas más importantes durante su gobierno. La Política Online tiene 50 puntos que serán la base para redactar esta ley que se trabajará en el Congreso.

Los tres primeros puntos buscarán reformar el artículo 108 constitucional, en este se declara que: «El Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, solo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común». También se buscará que no existan fueros o privilegios para funcionarios. En el cuarto artículo se establece que la Fiscalía General de la República deberá ser autónoma y no «recibir consigna alguna del Presidente».

El quinto habla sobre la Fiscalía Electoral que garantizará que se den elecciones limpias y se sancionará la compra del voto, la coacción, la amenaza o el uso del presupuesto para este tipo de acciones. El sexto artículo considera que la Fiscalía Anticorrupción tendrá la libertad para castigar a cualquiera que cometa este delito y en el séptimo se establece que será obligatorio para todos los funcionarios presentar su declaración de bienes patrimoniales y de sus familiares cercanos, la información será publicada y transparentada.

Reducirán gastos y privilegios a funcionarios

Los artículos siguientes del 8 al 27 hablan sobre las reducciones salariales y de privilegios a funcionarios como gastos médicos privados, guardaespaldas, aviones y flotilla privada. Solo se conservarán vehículos aéreos de seguridad y de protección civil, así como ambulancias aéreas. El 24 estipula que se quitarán las pensiones a expresidentes.

Con el punto 29 se buscará reducir al 50 por ciento el gasto de publicidad en el gobierno. En el número 30 se prohíbe que funcionarios de dependencias importantes se relacionen contratistas, concesionarios, grandes contribuyentes, proveedores o inversionistas.

Del punto 31 al 36 se aclara que los funcionarios no podrán ocupar a trabajadores al servicio del Estado en su domicilio, tampoco comprar mobiliario ni remodelar oficinas. En el punto 32 se aclara que ningún funcionario podrá cerrar calles, no respetar los semáforos o estacionarse en lugares prohibidos. Solo los secretarios y subsecretarios podrán contar con chofer.

Los Pinos formará parte del Bosque de Chapultepec y se convertirá un espacio para el arte y la cultura por lo que ahí no vivirá el presidente. En el punto 39 se establece que desaparecerán partidas presupuestales para vestuarios o gastos de protocolo ceremonial para el presidente, su familia y colaboradores cercanos.

Otro punto asegura que se «cancelará toda labor de espionaje y de intervención telefónica que afecte el derecho de la privacidad de las personas «. El sistema de inteligencia del gobierno solo se ocupará para prevenir delitos, combatir la delincuencia y preservar la seguridad nacional, esto en contraste con el escándalo de Pegasus que hubo en el sexenio anterior.

Habrá observación ciudadana

Telefonía fija y móvil y cualquier gasto pagado por el erario tendrá que reducirse. Las compras del gobierno se harán mediante convocatorias de observación ciudadana y de la oficina de transparencia de la ONU. Los contratos de obras públicas deberán hacerse mediante licitación pública.

En el punto 47 se especifica que ningún funcionario podrá recibir ningún regalo con un valor mayor a cinco mil pesos. No se contratarán ni asesores, ni despachos para analizar, redactar o hacer trabajos que le correspondan a los funcionarios.

El último punto establece que se revisarán los contratos suscritos con empresas que se hayan dado mediante el influyentismo o corrupción que causen daño a Hacienda. Si se encuentran anomalías se acudirá al Congreso de la Unión y a Tribunales internacionales. El documento concluye asegurando que no se actuará de manera arbitraria ni se confiscarán bienes.

Con información de La Política Online.


Etiquetas: